La Junta exige al Gobierno "directrices claras y seguridad jurídica" para el sector turístico

En las peticiones que se han trasladado desde Andalucía al Gobierno central también se encuentra la aplicación de los bonos turísticos para favorecer el turismo de proximidad

El vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, ha participado este viernes en la Conferencia Sectorial de Turismo, en la que han estado presentes el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y las CCAA para analizar las líneas maestras del Plan de relanzamiento del turismo y el contenido de las guías y protocolos específicos elaborados para el sector como consecuencia de la crisis sanitaria del Covid-19, en cuyo marco ha reclamado "directrices claras y seguridad jurídica" para el sector.

Tras casi tres meses de inactividad, Marín ha expuesto a la ministra del ramo, Reyes Maroto, "la gran incertidumbre que vive el turismo debido a la falta de directrices claras y la falta de mensajes realistas". En esta línea, el consejero de Turismo ha exigido al Gobierno de la nación "liderazgo y seguridad jurídica para volver a poner en marcha el motor de una actividad económica para Andalucía", según ha informado el Gobierno andaluz en una nota de prensa.

Durante su participación en la conferencia, el vicepresidente andaluz ha felicitado a la Comunidad Autónoma de Canarias por haber conseguido el compromiso del Gobierno de extender los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) hasta que el sector recupere su ritmo habitual en cuanto al turismo internacional, mientras que ha requerido a la ministra que las empresas andaluzas cuenten con la misma medida.

En las peticiones que se han trasladado desde Andalucía al Gobierno central también se encuentra la aplicación de los bonos turísticos para favorecer el turismo de proximidad, propuesta que Marín ha explicado que "ya se va a aplicar en países de nuestro entorno y sería muy positiva para incentivar el mercado más próximo y que va a ser el que tire del turismo durante este verano".

También ha planteado la bonificación del IVA del sector turístico para que baje del diez al cuatro por ciento, y que los plazos administrativos cuenten con una dispensa durante este periodo para no empezar de cero en las concesiones y pliegos que estaban en marcha.

En cuanto a los distintos protocolos que se han planteado en las diferentes actividades turísticas, el consejero ha considerado que en su mayoría "muestran contradicciones y no arrojan certidumbres. Se trata más de una carta de recomendaciones y eso no garantiza la seguridad". Con ello, ha comentado al Gobierno que estos protocolos "tendrían que ser flexibles y adaptarse a cada territorio, es decir, planes territorializados que adecuen a las características y tipología de cada zona".