La Junta amplía un año las concesiones de ocupación a 200 chiringuitos de Málaga

La Junta amplía un año las concesiones de ocupación a 200 chiringuitos de Málaga

También se va a permitir que sirvan los planes de playas de los ayuntamientos del litoral andaluz del año pasado su no les ha dado tiempo a preparar el de este año por el estado de alarma

Más de 200 chiringuitos de la provincia de Málaga podrán ampliar un año la vigencia de sus concesiones de ocupación, una medida prevista por la consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible que forma parte de las actuaciones de la Junta de Andalucía para contribuir a la reactivación económica del sector.

"Los establecimientos de playa y los chiringuitos son uno de los grandes motores económicos y de generación de empleo en nuestra provincia, un pilar fundamental dentro del sector turístico que es la principal industria de Málaga, por eso debemos apoyarlo", ha resaltado la delegada del Gobierno andaluz en Málaga, Patricia Navarro.

En este sentido, ha afirmado que "las administraciones públicas deben encontrar aquellas ayudas y apoyos que en momentos tan difíciles como estos necesitan", a lo que ha añadido que esta situación se ha visto agravada por la decisión del Gobierno de que la provincia de Málaga no pase a la fase 1 del plan de desescalada del confinamiento.

"Los establecimientos de playa y chiringuitos están pidiendo que se les condone el pago del canon que tienen que pagar por la ocupación del dominio público marítimo-terrestre y por la explotación económica del mismo", ha precisado Navarro.

La Junta de Andalucía se ha unido a esa petición y la ha incluido en un documento que desde la Consejería de Turismo se ha trasladado al Gobierno de España "para que pueda de alguna manera tener este gesto con estos negocios que son tan importantes".

También se va a permitir a los ayuntamientos del litoral andaluz que cuentan con planes de playas del año pasado y que no les ha dado tiempo a preparar por el estado de alarma que les pueda servir para este año, ha añadido Navarro.

"Otra de las peticiones que nos hacen los establecimientos de playa y chiringuitos es precisamente poder ampliar la superficie de sus terrazas para que les sea rentable también una vez que tengan que aplicar los aforos que se establezcan con las nuevas fases de esta desescalada", ha continuado la delegada.

"Esto es algo que compete al Gobierno de España, es un precepto legal que está en la ley de costas y en el reglamento y por tanto corresponde al Ministerio de Medio Ambiente pronunciarse al respecto", ha detallado.

La Junta ha mostrado también su apoyo a esta petición porque cree que "es fundamental que estos establecimientos funcionen, porque forman parte de nuestra idiosincrasia como destino turístico y es un emblema que nos diferencia de otros lugares de España", ha resaltado Navarro.

Por su parte, el delegado de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta en Málaga, Fernando Fernández Tapia-Ruano, ha recordado que el sector de los chiringuitos "está siendo castigado por el estado de alarma en Málaga" y de él "dependen 20.000 empleos".

La declaración del estado de emergencia en España para evitar la propagación del coronavirus "ha impedido a estos establecimientos desarrollar su actividad en uno de los momentos de mayor afluencia turística en las costas de nuestra provincia con la Semana Santa".

Con el objeto de paliar el efecto económico de las limitaciones impuestas al sector para el ejercicio de su actividad esta temporada, "esperamos que el Gobierno central se sume a dar respuestas de alivio a las peticiones realizadas por los empresarios, tales como la condonación del canon y la ampliación de los espacios en sus terrazas, dado que se reducirá el nivel de ocupación en las mismas".

En este sentido, el delegado territorial explica que el Gobierno andaluz pedirá al Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico la exención del pago del canon anual de ocupación del dominio público marítimo terrestre para 2020, ya que se trata de una gestión que compete a la Administración General del Estado.

En caso de no obtener la aprobación del Gobierno central a esta propuesta, la Consejería reclamará que, al menos, se lleve a cabo un prorrateo de las cantidades a asumir por los empresarios en función de las condiciones en las que puedan activar sus negocios en los próximos meses.
 

Ampliación de la vigencia de las concesiones



Fernando Fernández Tapia-Ruano ha destacado "el apoyo decidido de la Junta de Andalucía a los chiringuitos, como viene mostrando desde el inicio del nuevo Gobierno autonómico", refiriéndose así a la reactivación de la gestión de licencias para estos establecimientos, que en esta provincia ha desbloqueado concesiones para un total de 34 empresas el pasado año.

Al respecto, el delegado territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha concretado que en estos momentos "en los que la pandemia paraliza el sector turístico, resintiendo uno de los principales motores económicos de nuestra provincia", el objetivo de estas medidas implementadas por la Junta es facilitar las gestiones a las empresas que tramitan su concesión.

La ampliación de la vigencia de las concesiones de ocupación del dominio público marítimo terrestre por un año se aplicará a todos los empresarios que soliciten este servicio en 2020 y que, al hacerse efectiva esta ampliación, no excedan el tiempo máximo de concesión establecido en el reglamento de aplicación.

Asimismo, la Junta permitirá en la presente temporada, de forma extraordinaria, el montaje de las instalaciones y el desarrollo de las actividades contempladas en planes de playas que se encuentren en tramitación por haber vencido en 2019.

El objetivo de esta medida es que la suspensión de plazos administrativos impuesta por las limitaciones derivadas del estado de alarma no suponga una merma de la rentabilidad de las empresas que desarrollan su actividad en las playas.

Esta autorización extraordinaria posibilitará a los locales y entidades del litoral volver a la actividad cuando lo permitan las autoridades sanitarias, siempre que mantengan las mismas condiciones que tenían aprobadas con anterioridad (tipo de uso, superficie, ubicación, etcétera).

En cuanto a su duración, la validez concluirá una vez que se resuelva el expediente de autorización en tramitación, momento en el que las empresas se acogerán a las condiciones contempladas en el nuevo título de ocupación.