Pellicer: "Aún no tenemos un boceto pero sabemos que no todos los jugadores podrán jugar en el futuro Málaga"

El entrenador del Málaga C.F. pasó revista de todo el curso que ya ha llegado su fin. Sergio Pellicer habló largo y tendido en Área Malaguista del sufrimiento vivido por el vestuario y cómo se pudo gestionar la situación deportiva repleta de contratiempos: lesiones, fichas profesionales, uso de canteranos. De todo eso habló sin tapujos el preparador malaguista que reconoce aún no tener un boceto de cómo va a poder ser el Málaga del siguiente curso. 

Estado actual tras la permanencia

Como todo el malaguismo: Estamos más liberados de ese sufrimiento. Ha sido una situación complicada. Un máster para todos. Después de la pandemia nos hemos tenido que reestructurar todos los equipos, todos los cuerpos técnicos, los jugadores. Ese ha sido el otro fútbol. Al final pues estoy contento por haber cumplido el objetivo. Demostrado está lo difícil que ha sido y como hay equipos con mucha historia que se encontraban en una situación parecida. Esto demuestra que la categoría ha sido muy complicada. 

Equipo liberado en Almería tras la permanencia

El partido de ayer era merecido. Se lo dije a los jugadores. Cada partido tiene un claro sentido del esfuerzo. El que se vestía en Almería con la camiseta del Málaga  tenía que competir. El choque es un fiel reflejo de lo que hemos transmitido en esta segunda vuelta. Más allá de que ha habido partidos en los que hemos podido estar mejor o peor, el equipo siempre ha estado en partido. Los jugadores siempre han estado comprometidos. Ayer mantuvimos esa solidez defensiva incluso con numerosos cambios y sí que es cierto que a nivel ofensivo, a pesar de que nos costó hilvanar ciertas jugadas, el equipo anduvo más suelto. Era necesario. La situación que hemos tenido que vivir durante toda la temporada atenaza y es muy complicado gestionar eso. 

30 puntos en la segunda vuelta, ¿Qué nota se pone Pellicer como entrenador del Málaga?

No me pongo ninguna nota. Siempre he repetido que aquí el ego individual no sirve. Esto es un trabajo de todos. Esto es un largo trayecto. Aquí el yo y el tú no sirven absolutamente de nada. Es el nosotros. El colectivo. A partir de ahí, los números son esos.

Primer día en el vestuario

Hemos ido siempre con la verdad por delante. Desde el primer día. Se ha trabajado con la mayor honestidad, con la mayor honradez. Se le ha exigido al máximo pero le hemos hablado de fútbol. Sabéis perfectamente todo lo que ha rodeado este año al club y al final el futbolista lo que tiene que sacar adelante es un examen final: el partido. Ahí no hay excusa. No existe una intervención judicial, no vale hablar si ha habido problemas con la propiedad, si ha habido destitución del entrenador. El fútbol es nuestro examen. Todo eso desde la mayor sinceridad del mundo. La verdad aquí solo tiene un camino y es hablar de fútbol. Eso es lo que yo he intentado trasladar. Tanto mi cuerpo técnico como yo. A partir de ahí sentido común de las cosas. Está claro que mantener el nivel competitivo con todos los obstáculos visibles e invisibles. Muchos que la gente no sabe y que cuando pase el tiempo hasta podremos escribir un libro. Más allá de todo eso: jugadores, entrenadores. En el futuro se podrá valorar que este grupo nunca desfalleció y que siempre subsistió y se mantuvo en pie. 

Ruido externo en buen tramo de la competición

Es normal. Es un club exigente. Con toda la historia que tiene detrás es normal. A eso le sumas prensa, medios de comunicación, entorno. Cada día había algo y somos personas. Indudablemente el ruido exterior puede afectar. Estar continuamente hablando de que si el club no va a subsistir, que vamos a desaparecer, que no vamos a tener viabilidad, que habrá impagos, que el año que viene no seguirán ciertos jugadores… Eso es un tema un complicado de llevar. Es normal. Es la realidad y no la hemos podido ocultar. Desde siempre hemos dicho que nosotros para mejorar el futuro teníamos que mejorar el presente. Es así. Todo lo que sea más allá no vale absolutamente nada. Los profesionales tenemos que tener claro que un club histórico como el Málaga tenía mucho en juego. Se lo dije a ellos en el partido ante el Alcorcón. Vamos a jugar al partido más importante en la historia del Málaga No por nada si no por la situación en la que por ejemplo está ahora el Deportivo de la Coruña. Una vez que sucede eso, lo que hemos logrado es más importante que una Champions. Es poder labrar el futuro del Málaga, a partir de ahí hemos podido salir a flote a pesar de todos los obstáculos que hemos tenido. 

Sufrimiento global sin estar presente para apoyar

Todos los hemos sufrido. He visto a jugadores llorar. Nosotros también. Por ese sufrimiento. Cada día nos teníamos que levantar y levantar. Tiene un gran mérito. Ha sido un desgaste brutal pero a nivel general. 

Pese al año convulso datos positivos: Munir, Zamora de la Liga SmartBank

Por supuesto. Antes de la crisis del COVID-19 lo hablé con los jugadores antes del partido ante el Zaragoza, pese a todos los problemas que teníamos, el equipo fluía. Creo que en ese choque si el equipo, que mereció ganar, logra los tres puntos hubiésemos peleado por otra cosa. Ese día fue clave. Luego llegó toda la pandemia, el parón, etc. Digo lo de fluir porque el día a día en los entrenamientos los jugadores estaban felices pero trabajando como auténticos bestias. Nosotros éramos meros conductores. Todos creíamos en lo mismo. Los jugadores por supuesto son egoístas pero es lo más sano de este negocio. Quieren jugar. He sido jugador y tu quieres hacerlo bien para estar ahí. Había un clima de liberación pero con mucha exigencia. 

Regreso tras el COVID

No podemos negar que afectó. Llegaron sanciones, lesiones. Luis Hernández un jugador muy importante para nosotros no lo he podido tener. Dani Pacheco, etc. Cada dos por tres nos sucedían cosas. El equipo ha sabido reponerse con jugadores canteranos, con otros profesionales de la plantilla 

Uso de canteranos

Hay que recordar en el caso por ejemplo de Juande  el primer partido que me toca dirigir que es con la Ponferradina y eso que nosotros veníamos de interinos porque íbamos a estar para dos partidos: Ponferradina y Fuenlabrada. Es así de real. Así nos explicaron la situación. Lo digo porque el día ante la Ponferradina pongo a Juande de titular. No lo coloco para que nos colgáramos una medalla de usar canteranos, es porque pensamos y valoramos que el futbolista tenía condiciones de estar ahí. El campo habla por sí solo. Ahí nosotros lo hemos dicho siempre muy claro. No ponemos muro a los jugadores jóvenes pero tampoco le ponemos una alfombra. Se lo tienen que ganar. En esta sociedad, la juventud todo lo tiene muy fácil pero hay que demostrarlo en el día a día, en los entrenamientos. Tu lo ves y la edad  me da igual. Joven, veterano, el verde no engaña. A nosotros no nos ha temblado el pulso pero porque siempre desde la mayor honestidad decíamos, ¿quién no quiere poner a los mejores jugadores? Lo pensábamos pero muchas veces no lo hemos podido poner pensando el tema cambios, las fichas de los canteranos y muchísimas cosas más

Partido ante el Zaragoza, ocasión perdida para algo más

Se lo comenté a los jugadores. Creo que si el partido del Zaragoza lo hubiésemos ganado no hubiésemos estado peleando por lo que hemos luchado hasta hace nada. Esos tres puntos nos hubiesen dado mucho. El equipo fluía. Lo veías. A lo mejor no nos hubiese llegado para estar peleando por el play off por la situación de la plantilla porque hay sanciones, lesiones y no tienes ese fondo de armario que ha tenido el Cádiz, el Huesca, el Girona. Lo digo por número no por calidad. Nosotros hemos sido menos en número pero en ilusión y en pasión hemos sido mucho más que otros equipos. Lo repito porque desde el primer día que entramos los jugadores han estado predispuestos y han creído. Es difícil porque subía el entrenador del filial y más allá de la experiencia que tengas tienes que hacerlos creer en ti. Si es cierto que yo tenía ventaja porque los conocía de mi anterior etapa como asistente técnico. 

Primer mensaje de un entrenador interino

Fui muy franco. Vamos a hablar de fútbol. Les dije que al final son como los actores de cine, ¿quién no quiere rodar una buena escena para que lo siga contratando un buen director? Esto es así. Se lo dije muy claro. Olvidaros de lo que pueda ir más allá. Ellos entendieron el mensaje. Eso es un mérito totalmente de la plantilla. Muchos podían haber dicho, ¿Qué me está contando éste? 

Cuerpo técnico de máxima confianza

Es un cuerpo técnico malagueño. Tienen un claro sentido de pertenencia. Manolo Gaspar también lo incluyo porque más allá de que puedan ser mejor o peor en su trabajo, hay una pasión malaguista. Es verdad. Si con el Málaga ocurre una situación como la del Deportivo de la Coruña yo me tengo que ir de Málaga. Mi familia es malagueña. Manolo es de Málaga. Ese sentimiento de pertenencia se transmite. Esa pasión, esa ilusión le llega a la gente, al grupo, como mi cuerpo técnico también ha sentido lo mismo. Luego se valorará que si la toma de decisiones ha sido acertada o si nos hemos equivocado en determinados partidos o planteamientos porque el que las toma se equivoca pero nosotros hemos transmitido desde la mayor honestidad y humildad la pasión que significa ser del Málaga CF. Ojo que aquí lo único que vale es ser buen profesional en tu trabajo pero si añades ese sentimiento de pertenencia, el jugador lo ve. Creo que es así porque los ojos brillan. Ahí está la clave. Es la ventana al alma. 

Trabajo infatigable para sacar esto adelante

A mayor número de horas, mayor número de soluciones. Hemos trabajado incansablemente pero todos. Hemos echado muchísimas horas. Tanto en la victoria como en las derrotas. La cabeza no nos ha parado. No somos nada si los jugadores no te creen. 

Un máster también para los canteranos 

Ahora que se está hablando mucho de la situación económica, lo digo abiertamente Málaga es un tesoro para el jugador joven. Los datos están ahí. Los entornos, los representantes de los jugadores jóvenes siempre quieren más. Hay situaciones en las que los jugadores han podido jugar en Segunda División pero si llegan a estar en un equipo grande no estarían jugando o como mucho en el filial o en un juvenil. Aquí sí. He sido franco y vengo de donde vengo. He vivido de la cantera muchos años. Empecé entrenando con el juvenil División de Honor del San Félix en medio campo. En el otro ya veía siendo infantil a jugadores como Ismael, Ramón, Quintana siendo infantiles. Los he visto crecer y entrenar con la mismas ganas e ilusión que trabajamos todos hoy día. Esa es la verdad clave. Luego llegan los del discurso que si no tienen experiencia.. La experiencia va con el trabajo diario. Más allá de cómo se llame, de si ha sido futbolista de primer nivel, de si uno es más mediático. No hay otra que el trabajo. Desde la sombra. No soy una persona de redes sociales. Busco solamente trabajo. 

¿Se ha podido borrar o rendir algún jugador por debajo por la situación deportiva?

Te puedo decir que ningún jugador. Insisto, ninguno ha demostrado alguna actitud así. Cuando un jugador no ha entrenado bien o que veía que había mostrado una determinad actitud, lo primero que le decía es que pasara por el despacho. Si lo repetía se lo decía delante del grupo y si volvía a otra pues ya sabéis que podría pasar porque se haría público. Esa es la mejor manera de proceder. No ha habido ningún caso. Todos los jugadores, está claro que con mejor o peor rendimiento, han estado ahí. A veces se dice que el elogio debilita pero es que ha sido así. Por supuesto que hemos tenido discusiones con la situación crítica que hemos tenido. Lo he vivido como jugador porque la verdad duele en el primer momento pero a la larga es lo mejor. Hemos tenido mucha exigencia, mucha cercanía e incluso ha habido jugadores que han comprometido su futuro profesional por entrenar con muchísimas molestias y poniendo en riesgo su salud. Eso quizás no se ve o no se dice pero hay muchos jugadores que han llegado al límite. Hasta el último momento, incluso en el partido de ayer viendo los problemas por las fichas y demás. También al revés, jugadores que han estado lesionados y que han apretado para volver y forzar la situación al máximo 

El futuro: una auténtica incógnita

Lo veremos día a día. El COVID nos ha demostrado que tenemos que vivir cada día. Aún no sabemos nada. Todo es una incógnita. Es una situación en la cual nos tenemos que ir adaptando. Ayer mismo ya acabamos la Liga y arrancamos las vacaciones. Imagino que durante esta semana o la que viene podremos poco a poco ver algo más la situación. Estamos tranquilos porque Manolo tiene ya un trabajo previo realizado. Intuyo que ya la semana que viene podremos ver un breve boceto pero tenemos que vivir el día a día. No sé cuándo volveremos a arrancar la pretemporada ni qué jugadores. Mañana será otro día. Lo que está claro que tendremos que trabajar con la responsabilidad necesaria y saber que no todos los jugadores pueden jugar en el Málaga. 

Jugar sin el apoyo del público

Nos ha faltado ese depósito fundamental de gasolina. Los equipos más perjudicados han sido los que más historia tienen. Zaragoza, Deportivo, nosotros. Equipos que tienen una masa social muy amplia. Esta afición gana puntos. Hemos intentado entrenar con megafonía pero la ficción aquí no supera a la realidad. Sin el calor de una grada se han visto más errores, más penaltis, situaciones que antes no ocurrían en el partido como temas de concentración 

Inicio con derrota ante el Huesca, ¿hubo dudas?

Supimos recomponernos de ese palo. Un partido muy duro por todo lo que ocurrió. Se nos rompió el guion de todas las maneras. Un primer gol que encajamos y que nos enfada por los errores propios, luego el equipo se supo recomponer, un penalti y luego ya todo lo que sucedió después. Es cierto que ahí el equipo recibió un golpe muy duro. Fuimos a Tenerife donde no arrancamos bien, hicimos una muy mala primera parte para mi la peor. Nos recomponemos y nos quedamos con un jugador menos. Eso ha sido muy continuo. Caer y levantarse.


Solidez defensiva como pilar

Es cierto que a raíz de la expulsión en Tenerife ahí empezamos a cambiar el dibujo y buscamos una mayor solidez defensiva. Ese punto pudo valer por dos por cómo se sufrió y de la manera en la que ocurrió. Hemos intentando ajustarnos porque antes de la pandemia éramos un equipo más alegre con balón y más vertical también nos afectó el tema físico y viendo la situación en la que estábamos obligados a ser muy sólidos defensivamente. Teníamos una cosa muy clara el equipo menos goleado, es un equipo que no puede estar en esos sitios de abajo. Eso lo intentamos y creo que es lo que nos ha dado un poco más de empaque. Nos hubiese gustado en algunos momentos ser más vertical, de tener pausa, de fijar mejor un último pase, de ir lado a lado, mayor velocidad. En definitiva ese Málaga que había justo antes del confinamiento. 

Normas de los 5 cambios y tiempos de hidratación

Por la confección de nuestra plantilla a nosotros no nos beneficiaba. Por mucho que quieran decir los profesionales, a nosotros por plantilla no nos valía. Al final si tu tienes tres cambios, los otros tienen más para elegir jugadores y menos desgaste. Las fichas son las que son. Sí que es cierto que nos ha dado una oportunidad de poder contar con canteranos en el banquillo y utilizarlos en caso de buscar soluciones. Ha sido también un máster para el entrenador si tomas 100 decisiones por encuentro ahora se han tomado 1000. Ha sido un aprendizaje para todos, para los jugadores para el cuerpo técnico. Cada día nos tocaba pensar como podíamos encajar las piezas del puzle por la similitud que tenía la plantilla. A veces hacías un cambio pensando en las fichas profesionales y demás. 

Quiniela liguilla de ascenso

Para mí la mejor plantilla es la del Girona. Si que es cierto y está demostrado de años anteriores que equipos que llegan como el Mallorca o el Valladolid en las últimas de cambio pueden lograr el ascenso. Además por el fondo de armario que tiene el Girona y que tienen al mejor goleador de la categoría. Eso sí, al final va a ser un tema mental y una situación de cada equipo de cómo va a llegar a ese día. 

Cambio de sistema que mejora al equipo

Está claro que jugadores como Cifu, Juankar o Cristo, que son de un perfil de largo recorrido, se iban a beneficiar con este nuevo ajuste. Lo que queríamos era dar mayor profundidad por fuera con los laterales largos y los extremos un poco más abiertos caso de Tete o Renato, dependiendo del que jugase para introducir a Juanpi en zonas intermedias. A partir de ahí buscábamos el tener espacios y crear fútbol. Intentamos generar superioridad posicional en ciertas zonas del campo. Esa predisposición de tres centrales y con los dos laterales largos nos podía dar más tranquilidad con el balón pero no lo teníamos. No lo teníamos porque la situación era la que era y nos costaba que el equipo se calmara y se pusiera a jugar. Es innegable que nos ha dado una tranquilidad defensiva.

Adaptación del sistema a la plantilla

Es cierto que siempre he tenido una idea de juego. Me gustaba jugar con un 4-3-3 pero nos tenemos que adaptar. Tenemos que ver el perfil de jugadores que teníamos en la plantilla y convivir con esa situación. Creo que al final lo que hemos intentando ajustar, con las bajas que teníamos, era poner cada semana el once más competitivo posible. Eso no quiere decir que vayamos a seguir jugando el año que viene con línea de tres. Nos tenemos que amoldar al perfil de jugador y hay muchos equipos que cuando ha hemos puesto esa línea de cinco, han cambiados su plan de partido. Eso nos da riqueza táctica y una incertidumbre en el rival. En el filial jugábamos con un fútbol más alegre pero es lo que te digo que el perfil de jugador te lo marca al igual que la categoría, todo. Cuando llegas a un equipo no puedes elegir a los jugadores. Lo primero que tiene que hacer el entrenador es parar, reflexionar, observar y a partir de ahí decidir y actuar. Eso es lo que hicimos intentar recuperar y buscar la mejor versión de los jugadores. 

Nombres propios: Juanpi

El que ha sido buen futbolista, eso no lo pierde porque se es o no buen futbolista. Puede tener udas en un momento en su cabeza. Ese es nuestro trabajo, el de recuperar jugadores. Es una prioridad esencial desde el primer día que llegué al cargo. A Juanpi lo hemos podido ver en su mejor versión en esa etapa de Javi Gracia y en su peor versión en otros momentos que no queremos recordar. Lo repito, el que es buen futbolista eso no lo pierde de la noche a la mañana. El que tiene talento lo tiene. Eso sí lo tiene que trabajar. El que es genio tiene que seguir trabajando para serlo. La clave es tener la cabeza donde tiene que estar. Nosotros desde el primer momento fuimos muy claros con Juanpi y con todos los jugadores. Si tu has hecho eso antes, ¿por qué no puedes volver a hacerlo? No sólo tú, todos. Había jugadores que estuvieron en ese último año en Primera División. Eso no se olvida. Cuando uno llega a esa categoría es por algo. 

La mayor frustración del vestuario

Un núcleo importante del vestuario hace dos años estaba jugando contra el Barcelona o el Real Madrid. Lo sé porque estaba de ayudante y ahora verse en esa situación crítica afecta. Por eso le repetía que si habían llegado a Primera División es por algo. Quise priorizar al futbolista antes que el ego. Es lo que hacía falta. Él es quien va a salir al campo. Hemos intentado darle todos los mecanismos posibles, con mucha cercanía, pero con muchísima exigencia. Todos han respondido y si no han jugado más o menos minutos es también por su respuesta. A veces lo más normal y aunque no nos demos cuenta es cuando el jugador aflora. Cuando se despeja la mente, cuando se centra. Hay muchos mitos alrededor, esto es más fácil de lo que parece. Sentido común. 

¿Temor a una salida de canteranos este verano?

Los jugadores jóvenes de la cantera si quieren seguir mejorando y quieren seguir dando pasos adelante no hay mejor sitio que Málaga ahora mismo. Está claro que los entornos y los representantes, ese mundo que rodea al fútbol, quieren siempre mejorar porque esto al final es un negocio. Llevo muchos años en esto. He visto muchos jugadores y por malas tomas de decisiones y a veces por mirar temas económicos se han perdido en el tiempo. Muchas veces hay que dar pasos muy cortitos y tener paciencia. Ahora es el momento para ciertos jugadores. Deben tener paciencia y las prisas son malas consejeras. Desde el corazón esa es mi opinión porque es cierto que a los jóvenes se le pone una alfombra, a veces, demasiado rápido. Se lo tienen que ganar. Le ponemos obstáculos para que ellos lo superen porque esa mentalidad ganadora significa que los puedan superar. Cuando vayas avanzando categorías y divisiones es porque creces. Para mi hay jugadores que por velocidad de precisión, Tercera les cuesta muchísimo pero hay otros que en una categoría incluso superior su nivel mental es óptimo y no les cuesta. Manolo Gaspar y yo pensamos de la misma manera y vamos de la mano en ese aspecto. Si quieren crecer, deben saber que no hay mejor sitio que éste pero, aviso, se lo tendrán que ganar. Se pueden ir al Madrid, al Barcelona, ¿van a jugar allí? ¿les compensa jugar en el filial? Aquí van a tener la posibilidad de competir y llegar al primer equipo 

Ajustar límite salarial y viabilidad del club, como grandes retos

Lo dije ayer en la rueda de prensa. A mi me gustaría que un gran número de jugadores que hemos terminado aquí y que creo que han demostrado ese compromiso que siguieran. Eso más los jugadores que hay en el filial. Los números están ahí y más allá de que la afición pueda estar acostumbrada a ver casi el mismo número de jugadores, la frustración que se ha llevado este grupo creo que bien usada es el mayor motivador del futuro. Todo lo que ha ocurrido este año bien usado es el mayo motivador del orgullo del jugador y dentro también de nuestro orgullo como entrenador y decir: Ahora sí. Está claro que lo importante no es el entrenador, ni el cuerpo técnico, ni servicios médicos, ni los jugadores, lo importante es la viabilidad del club. Por delante del tema deportivo está eso. En eso tanto Manolo Gaspar como José María van a estar ya desde esta semana trabajando para que la semana que viene podamos ser optimistas. Nos tendremos que ajustar todos. Nosotros siempre hemos antepuesto y a pesar de tener muchas discusiones internas, lo hemos repetido siempre, el ego de cada uno no sirve para nada. Lo importante aquí y por encima de todo es salvar el equipo. Para eso si tenemos que hacer todo lo que tengamos que hacer, lo haremos. 

Salida de leyendas como Torrontegui o Zambrana

Con eso hemos tenido que convivir. Esa es una situación muy dura y que se ha dado. Gente que lleva muchísimos años en el club. Por desgracia esta decisión no se tenía que haber tomado si en su día se hubiesen tomado otras medidas. Se está buscando la viabilidad del club y mucha gente ha sufrido estas consecuencias. Nosotros también. Muchos empleados que han estado en el día a día sabiendo que no iban a continuar y hemos estado todos ahí apoyando. Tiene un gran mérito. Por eso digo que los héroes visibles son muy fáciles de reconocer pero hay invisibles del día a día que nos han hecho fácil el trabajo incluso gente desde dentro. Todo lo logrado tiene un gran mérito, no sólo lo futbolístico, porque hemos sufrido todos en el día a día. Somos personas. Hay gente que ha perdido y va a perder su puesto de trabajo 

Lo mejor y lo peor de la odisea

Me quedo sin duda con el partido ante el Alcorcón. Lo mejor ha sido el sufrimiento pero disfrutado. Hemos sufrido aunque al final hemos podido disfrutar. Se ha visto un grupo muy comprometido, la afición que ha tenido que sufrir pero desde su casa. Recuerdo como estaba La Rosaleda el día ante el Zaragoza y aún perdiendo estaba la afición con mucha ilusión porque recuperamos esa comunión entre plantilla y afición. Lo peor la pandemia, sin duda. 

Futuros talentos

Para mí esos jugadores del filial o juveniles han sido uno de los aspectos más importantes de estos entrenamientos. Han sido esenciales. Eran los invisibles porque los chavales, que los llamábamos paulatinamente, han aprovechado su oportunidad y han permitido incluso que fuésemos 30 jugadores entrenando. Se lo decía a los chavales: disfrutadlo, olfateadlo. Tened brillo. Esa ilusión también alegró a los veteranos porque generó una unión y un ambiente tan sano que favoreció el objetivo. Han hecho entrenamientos de gran calidad porque formaban parte de ese trabajo con los menos habituales y les ha permitido llegar a estar muy bien. Vamos a esperar para esta temporada si pueden tener más espacio en plantilla porque ahora mismo lo desconocemos. Dependiendo del boceto que tengamos así se podrá hacer. Este año hemos podido ver a Juande a Ismael, a Cristo. Me ha dado mucha pena no poder darle más minutos a Iván Jaime que tengo perspectiva con él pero por el tema de las fichas no ha podido ser. También Hicham que nos ha dado esos minutos de refresco y calidad a pesar de algunas lesiones. Esos y muchos más caso de David Larrubia o Juan Cruz por ejemplo. Tenemos muy buena cantera y los chavales tienen que valorar que mejor sitio que Málaga no lo hay porque más allá de los cantos de sirena para crecer hay que jugar. 

La llegada de José María Muñoz, ¿os generó más calma?

Nosotros llegamos para dos partidos: Ponferradina y Fuenlabrada. Sí que es cierto que los resultados fueron positivos la anterior propiedad intentó hablar para que continuara en el puesto. Lo que está claro que ya con José María se optó por darle continuidad a Manolo y nos ha dado estabilidad. Más allá de mi renovación que fue un acto más bien de ratificar mi situación porque el objetivo era el mismo el de seguir ya en una categoría u otra mostrando así la confianza a nuestro trabajo. Sí se ha ganado estabilidad. En ese sentido tanto José María como Manolo en ese aspecto querían darle sentido común a las cosas pero ya digo que con Pellicer no hay ningún tipo de problema. Saben de sobra que soy gente de la casa y más allá de que hubiese un año más de contrato o dos, tenemos claro cómo estamos y dónde estamos. 

Mensaje a la afición

Todo lo va a marcar la situación y esperamos que en este periodo de tiempo conozcamos más la realidad. Es decir qué plantilla se va a tener, hasta dónde vamos a poder llegar, el tema de los canteranos. Que sepan que hemos estado en la lona pero no hemos estado tumbados. El equipo ha resucitado y esto es un sentimiento en el cual muchísimos equipos, en otra situación, estarían en una situación más complicada. No podemos negar que el aficionado del Málaga lleva muchos años sufriendo y esperemos que el año que viene se sufra menos,  que se pueda ver el futuro muchísimo mejor y que sobre todo solo se hable de fútbol. Lo normal, que se critique al entrenador, al jugador. etc.