La Audiencia Provincial rechaza que Richard Shaheen regrese al Málaga como interventor judicial

La Audiencia Provincial rechaza que Richard Shaheen regrese al Málaga como interventor judicial

A través de un auto que ha sido notificado en la mañana de este martes, la Sección 2ª del Juzgado vuelve a ratificar su negativa en cuanto al retorno del antiguo director general Richard Shaheen a las oficinas de Martiricos. La defensa de Al-Thani había solicitado un recurso de apelación y éste ha vuelto a ser tumbado puesto que la Justicia no estima preciso la designación de un interventor judicial, por parte de los investigados, al objeto de dotar de mayor efectividad la medida cautelar acordada.

Otro varapalo judicial para la defensa de los Al-Thani. El pasado mes de marzo ya se pronuució la sección 2ª del Juzgado de Instrucción número 14 de Málaga en el que mostraba su claro rechazo de que Richard Shaheen fuese designado interventor judicial y supervisara el trabajo de José María Muñoz como administrador judicial. Una decisión que fue recurrida por los abogados de Al-Thani y que vuelven a tumbar en el día de hoy. 

A través de una nota enviada por los abogados de la Asociación de Pequeños Accionistas del Club, la nota revela que la Sección 2ª, en un auto de fecha 2/7/2020 fundamenta su decisión de no permitir el retorno de Richard Shaheen al club blanquiazul en el sentido de que:

“la alegación de los recurrentes, relativa a que la administracion judicial acordada en aplicación supletoria de los artículos 630 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Civil, no puede darse sin el nombramiento del correspondiente interventor, procede ser rechazada. Y ello, por cuanto la naturaleza penal de la medida cautelar acordada, impide que resulte de aplicación de una manera taxativa el artículo 631.2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil. No procediendo, la extrapolación literal de los preceptos reguladores de la administracion judicial en caso de embargo preventivo, al supuesto de autos. Sin que se estime preciso la designación de un interventor judicial, por parte de los investigados, al objeto de dotar de mayor efectividad la medida cautelar acordada. Pues la actuación del administrador, se encuentra intervenida judicialmente, teniendo los investigados acceso a las actuaciones que se están llevando a cabo por dicho administrador. Del mismo modo, tampoco podemos entender que la designación del interventor señalado por los recurrentes, sea precisa en aras a facilitar la actuación profesional del Administrador judicial designado. Pues sin perjuicio de la cualificación del interventor propuesto; lo que no se pone en duda ni por los recurrentes, ni por el resto de partes, es la cualificación del Administrador designado, cuya actuación reiteramos, se encuentra fiscalizada por la Magistrada Instructora. Pudiendo, y debiendo, el Administrador designado, solicitar toda lainformación precisa para el correcto desarrollo de la labor judicialmente encomendada.”