Sánchez participa hoy en Córcega en una cumbre de países del sur de la UE en plena tensión con Turquía

Sánchez participa hoy en Córcega en una cumbre de países del sur de la UE en plena tensión con Turquía

El jefe del Ejecutivo espera esbozar un consenso sobre la política migratoria europea y apostará por la relación con el Mediterráneo

 

 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, viaja este jueves a Ajaccio, la capital de la isla francesa de Córcega, para la séptima cumbre de países del sur de la UE, en plenas tensiones en el Mediterráneo Oriental por las prospecciones de gas que ha iniciado Turquía en aguas que Grecia considera de su soberanía.

Según fuentes del Elíseo citadas por la prensa francesa, Macron quiere que la cita "permita avanzar en el consenso sobre la relación de la UE con Turquía en vísperas del Consejo Europeo de los días 24 y 25", en la que los Gobiernos europeos decidirán cómo proceder con Turquía.

Toda la UE ha dado su apoyo a sus socios Grecia y Chipre ante las ambiciones turcas, pero Francia ha ido más allá y ha secundando su apuesta una posición firme con Ankara, igual que Italia. A finales de agosto, los cuatro países realizaron maniobras aeronavales conjuntas en el Mediterráneo.

En cambio, otros países, entre ellos España, se han alineado con Alemania, la UE y la OTAN --de la que Turquía también es miembro-- en su búsqueda de una mediación. Malta, por su parte, ha firmado este verano un acuerdo de cooperación económica con Turquía y con Libia.

Libia, donde se ha firmado un alto el fuego entre las partes --y donde acaba de viajar la ministra española para apoyarlo--, es otro de los temas de la agenda de la reunión.

Según fuentes del Gobierno español, en Ajaccio se adoptará una declaración que probablemente reflejará, entre otras cuestiones, un apoyo a la soberanía de Grecia y Chipre y a los esfuerzos de mediación del alto representante para lograr un diálogo con Turquía antes de que el Consejo Europeo del 25 de septiembre evalúe todas las opciones. También saludará el alto el fuego en Libia y la plena solidaridad y compromiso con Líbano tras la explosión del pasado agosto que causó la muerte a más de 200 personas.

Antes de la Cumbre, Macron tendrá una reunión bilateral con el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis. Según la prensa griega, uno de los asuntos sobre la mesa será la compra de 'cazas' franceses Rafale dentro de los planes griegos de compras militares.

Junto al tenso escenario de fondo, los líderes europeos tendrán sobre la mesa otros asuntos clave de la agenda europea: el plan de recuperación post-Covid, el cambio climático, el Brexit y la reforma de la política europea de migraciones que debe presentar pronto la Comisión Europea.

MÍNIMO COMÚN DENOMINADOR SOBRE INMIGRACIÓN

De hecho, el Gobierno español espera que la cita permita esbozar un mínimo común denominador de los países mediterráneos ante la negociación del Pacto de Migración y Asilo, teniendo en cuenta que la mayoría tienen intereses similares.

Este foro de coordinación de los países del sur reúne a los jefes de Estado o Gobierno de Francia, Italia, España, Portugal, Grecia, Malta, Chipre. Se reúne desde 2016, a iniciativa del entonces primer ministro griego, Alexis Tsipras, en el marco de una UE en la que hay geometrías variables en función de intereses y prioridades, y su última edición fue en junio de 2019 en Malta.

Ahora, en un contexto muy distinto y marcado por la pandemia de Covid-19, los líderes del sur harán un llamamiento a la rápida puesta en marcha del Fondo Europeo de Recuperación post Covid y sus instrumentos.

La cumbre se produce, además, en un momento en que el Gobierno español quiere dar un nuevo impulso a la relación de la UE con su "vecindad sur" y dotarla de más contenido. Sánchez hará una presentación sobre este punto y apostará construir un Mediterráneo como "espacio abierto y dialogante, con un fuerte proyecto de cooperación e integración entre las dos orillas, han señalado las fuentes españolas.

El proyecto, coincide, además, con el 25 aniversario del Proceso de Barcelona, antecesora de la actual Unión por el Mediterráneo (UpM). El Gobierno quiere celebrar este aniversario, el 27 de noviembre, con una reunión, si es posible de forma presencial en el Palacio de Pedralbes de Barcelona, que acoge la sede de la organización.

En Ajaccio, los líderes mantendrán una reunión de trabajo, harán una breve intervención conjunta ante la prensa y después celebrarán una cena. Las delegaciones serán reducidas, para poder mantener en todo momento las medidas de seguridad que exige la pandemia.