Save the Children recuerda que cerca de 190.000 menores sufren pobreza severa en Andalucía y puede duplicarse por Covid

Save the Children recuerda que cerca de 190.000 menores sufren pobreza severa en Andalucía y puede duplicarse por Covid

Save the Children ha afirmado que un 11,7% de los menores de 18 años en Andalucía, 187.376 niños, sufren pobreza severa, cifra que recuerda en la antesala del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, que se celebra este sábado. Save the Children ha estimado que, si no se toman las medidas adecuadas, la pobreza severa puede llegar a alcanzar al 22,1% de los niños, 353.932 menores, a final de este año por la influencia del Covid-19.


La organización ha explicado que estas cifras, según los datos del Observatorio de la Infancia en Andalucía de 2019, no reflejan el impacto de la pandemia en las familias más vulnerables y advierte de que la pobreza infantil se incrementará por culpa de la Covid-19, ha señalado por medio de una nota.

Ha estimado que serán los hogares con menores a cargo los que más sufran los efectos de la crisis económica. Save the Children ha apuntado que la tasa de paro en la comunidad puede elevarse en 2020 hasta un 27,3%, frente al 21,2% que se registró en 2019. Esto supondría 240.000 ocupados menos.

Andalucía, donde el turismo representa un 13% del PIB, puede ser una de las regiones más castigadas económicamente por el coronavirus, ha esgrimido la organización.

En Andalucía, aquéllos que han sufrido un mayor impacto laboral de los estragos de la Covid-19 han sido los menores de 25 años, y los trabajadores que tienen entre 25 y 54 años.

La crisis del coronavirus ha impactado especialmente entre los trabajadores que tienen una mayor probabilidad de tener hijos e hijas a cargo de esa edad. Esta distribución del paro como consecuencia de la crisis actual hace que, en Andalucía, el impacto de la pobreza se centre especialmente entre los niños y niñas.

"El riesgo de pobreza no es igual para todos. Si no tomamos medidas urgentes para reducir la desigualdad y la pobreza entre aquellas familias que más lo necesitan, corremos el riesgo de dejar a toda una generación atrás. Debemos actuar, a nivel andaluz, estatal y europeo, para acabar con esta lacra que tanto afecta al desarrollo y al bienestar de la infancia en Andalucía", ha afirmado director de Save the Children en Andalucía, Javier Cuenca.

La última encuesta a nivel estatal de Save the Children señalaba en junio que las familias con pocos recursos son las que más están sufriendo los efectos de la pandemia: estos hogares han visto reducidos sus ingresos en un 31% hasta situarse de media en tan solo 6.942 euros anuales. La organización insiste en que antes de la emergencia, las familias encuestadas ganaban de media 10.143 euros al año, lo que ya las situaba por debajo del umbral de la pobreza.

Tres meses después del inicio de la pandemia, el 32% había perdido su empleo y entre quienes no han visto modificada su situación laboral, el 62% no tenía trabajo previamente.

COSTE MÍNIMO DE CRIAR A UN NIÑO EN ANDALUCÍA: 536 EUROS
Save the Children recuerda además que el coste mínimo para poder criar a un niño en Andalucía en condiciones dignas oscila es de 536 euros al mes, una cantidad inasumible para muchas familias en el actual contexto de crisis económica.

Para apoyar a los hogares más vulnerables, Save the Children pide modificar la Renta Mínima de Inserción Social en Andalucía para que sea compatible con la percepción del Ingreso Mínimo Vital priorizando a las familias con menores a cargo, de manera que se pueda reducir y casi eliminar la pobreza infantil severa en Andalucía, convirtiéndola en una prestación específica para familias con menores a cargo para reducir en 11 puntos las tasas de pobreza infantil severa.

La organización ha valorado que la Junta de Andalucía aumentase la cobertura de esta renta mínima para que llegase a más hogares andaluces durante los dos meses del estado de alarma.

Sin embargo, para el director de la entidad en Andalucía, esta medida sigue siendo insuficiente, ya que debería mejorar en su cobertura, en su proceso de tramitación y concesión.

"A pesar del aumento de beneficiarios de la Renta Mínima de Inserción producido durante estos meses, esta prestación no llega a todas las familias en situación de pobreza severa en la comunidad. Es posible eliminar estas cifras si hay voluntad. Las transferencias de renta son el primer paso para poder conectar a estas familias con un acceso adecuado al mercado de trabajo. Las políticas de garantía de rentas, el empleo y la educación son las tres claves para acabar con la pobreza infantil", ha destacado Cuenca.

"Medidas como el apoyo a las familias con transferencias de rentas en estos momentos de crisis social no son solo una cuestión de justicia social, sino de eficiencia, que puede ayudar a miles de familias a salir adelante. Si queremos erradicar la pobreza que sufren los niños y niñas en Andalucía debemos valorar estos costes en términos de inversión, y no de gasto, y tener en cuenta que la pobreza infantil tiene un coste de aproximadamente 5 puntos sobre nuestro PIB", señala Cuenca.

Para apoyar a los hogares más vulnerables, Save the Children puso en marcha desde el inicio de la emergencia en España el programa 'A tu lado', con el que ha atendido a más de 2.000 familias.

En estos momentos, Save the Children continúa proporcionando apoyo psicológico y transferencias directas de efectivo a los hogares en situación de pobreza para que puedan comprar alimentos y bienes de primera necesidad a sus hijos.