La Junta justifica el cribado masivo en Cuevas de San Marcos por la tendencia creciente de contagios

La Junta justifica el cribado masivo en Cuevas de San Marcos por la tendencia creciente de contagios

El Comité Territorial de Alerta de Salud Pública de Alto Impacto de Málaga propone además otras medidas en el municipio.


La Junta de Andalucía realizará un cribado poblacional en el municipio malagueño de Cuevas de San Marcos tras detectar una tasa de incidencia superior a los 2.000 casos por 100.000 habitantes, cuando hace una semana rondaba los 450; además destaca la tendencia creciente de los contagios por coronavirus.

Según informa la Junta en un comunicado, el Comité Territorial de Alerta de Salud Pública de Alto Impacto de Málaga ha propuesto este viernes ésta y otras medidas a raíz del informe de evaluación específica de riesgo para COVID-19 de este municipio.

El documento, elaborado por Salud Pública de la Delegación territorial de Salud, sigue la Estrategia para la adopción de medidas de control y prevención en municipios o territorios con alto impacto en COVID-19 en Andalucía --publicada en el BOJA número 192 con el Acuerdo de 29-9-2020 del Consejo de Gobierno, por el que se toma conocimiento de la citada estrategia--.

A partir de la información descrita, la Junta ha informado de que el Comité ha valorado que el escenario de Cuevas de San Marcos "se corresponde a un escenario de mayor riesgo con respecto al resto del territorio" y se propone a la Dirección General de Salud Pública de la Consejería la realización de un cribado poblacional mediante pruebas de confirmación, así como nuevas medidas de prevención y protección de la salud adicionales a las actualmente establecidas para todo el territorio de Andalucía.

Entre ellas, se indica prohibir las visitas y salidas a los usuarios en los centros socio-sanitarios de carácter residencial; reducir a 15 el número de personas en velatorios al aire libre o diez en espacios cerrados, sean o no convivientes; y el cierre de todos los establecimientos, locales comerciales y servicios abiertos al público --que no podrán superar el 50 por ciento del aforo permitido-- a las 22.00 horas como máximo, a excepción de los establecimientos farmacéuticos, médicos, veterinarios, de combustible para la automoción y otros considerados esenciales.

También se propone suspender temporalmente la actividad en los parques y jardines públicos, así como parques infantiles de uso público, y reforzar las medidas preventivas en edificios de uso público, con sectorizaciones, flujos de personas y aforos.