El Borge decreta de nuevo el cierre de instalaciones municipales y llama al confinamiento voluntario

El Borge decreta de nuevo el cierre de instalaciones municipales y llama al confinamiento voluntario

El Ayuntamiento de El Borge (Málaga) ha decretado nuevamente el cierre de los servicios e instalaciones municipales y ha hecho un llamamiento al confinamiento voluntario de la población a la vista de la evolución de los casos detectados de COVID-19. Además, aconseja hasta el 9 de noviembre el cese voluntario de la actividad y la reducción de aforo de comercios, bares y cafeterías.


Esta localidad de la Axarquía malagueña cuenta con una población de 930 personas y diez positivos confirmados en los últimos 14 días, con lo que la tasa se sitúa en 1.075,3.

En un decreto de Alcaldía publicado en las redes sociales, y consultado por Europa Press, señala la atención al público en las oficinas municipales, de 09.00 a 14.00 horas, únicamente con cita previa, y para cuestiones o asuntos urgentes llamando al teléfono 952512033. También establece el cierre de todas las instalaciones deportivas y del mercadillo municipal.

Desde el Ayuntamiento han hecho un llamamiento al confinamiento voluntario "para que solamente abandonemos el domicilio familiar en caso de imperiosa necesidad".

En dicho decreto se recoge también que hasta el 9 de noviembre se aconseja el cese voluntario de la actividad y la reducción de aforo de comercios, bares, cafeterías, restaurantes, locales de ocio y esparcimiento y reuniones con cumplimiento estricto del aforo y el máximo de las personas en reuniones públicas y privadas, con uso obligatorio de mascarilla en las prácticas deportivas y en bares, restaurantes y terrazas, salvo en el momento de consumir.

En relación con la visita y entrada al cementerio municipal, se fija los días 31 de octubre y 1 de noviembre de 9.00 a 14.00 horas y de 15.00 a 19.00 horas; y el 2 de noviembre el horario será de 10.00 a 14.00 horas. En ambas jornadas el aforo será limitado con control de temperatura en el acceso.

Así, en el decreto, el alcalde, Raúl Vallejo, reitera el llamamiento "a la máxima colaboración de los vecinos y ciudadanos en general, respetando las normas legales, las instrucciones sanitarias y las medidas de higiene y distancia social, lo que, sin duda, redundará en beneficio de todos".