El Ayuntamiento de Marbella y Cruz Roja refuerzan la atención a las personas sin hogar ante la ola de frío

El Ayuntamiento de Marbella y Cruz Roja refuerzan la atención a las personas sin hogar ante la ola de frío

La alcaldesa de Marbella (Málaga), Ángeles Muñoz, y el responsable del Centro de Inclusión de Personas sin Hogar de Cruz Roja en el municipio, Jacobo Wahnich, han informado este martes de que la ONG y el Ayuntamiento han reforzado la atención a personas sin hogar ante la llegada de la ola de frío.


Muñoz, que ha visitado el Centro de Inclusión Social, ha indicado que Cruz Roja, dentro del programa 'Intemperie', ha puesto en marcha un dispositivo con el que triplicar las salidas que sus voluntarios realizan de forma habitual, de tal forma que, además de hacerlas durante las tarde-noches, las realizan también por las mañanas y en los mediodías.

El programa 'Intemperie', puesto en marcha desde hace varios años, ofrece a las personas sin hogar mantas, tiendas de campaña, comida caliente y alojamiento en hostales de Marbella y del núcleo de población de San Pedro Alcántara con los que el Consistorio tiene un convenio y en un albergue del municipio que proporciona 20 plazas.

"La protección social es una prioridad para el equipo de Gobierno. El objetivo es que nadie en la ciudad se quede sin recibir ayuda", ha apuntado la alcaldesa, al tiempo que ha explicado que desde el miércoles 6 al sábado 9 de enero, los voluntarios de Cruz Roja han realizado cerca de cien atenciones.

Muñoz ha destacado también que el convenio de colaboración que el Ayuntamiento tiene con los Centros de Inclusión Social de Marbella y de San Pedro Alcántara asciende este año a 443.700 euros.

El Centro de Inclusión de Marbella cuenta con más de diez profesionales y 20 voluntarios que se incorporan en función de las necesidades de los programas. Los usuarios disponen en estas instalaciones de zona de ducha, aseo, lavandería y alimentación.

En Marbella, ha señalado la alcaldesa, se tratan a cerca de 70 personas entre los que carecen de techo o los que acuden a dormir a los lugares de referencia y pasan el resto del día fuera.

"Seguiremos destinando una partida presupuestaria para prestar servicio a las personas en una situación de mayor vulnerabilidad e incluso la incrementaremos en aquellos supuestos en los que sea necesario", ha agregado.

Ha apuntado que, por diferentes circunstancias, personas que carecen de hogar se muestran reticentes a recibir la ayuda de alojamiento, "habiendo incluso casos en los que hemos tenido que ir a un juzgado de la mano de la propia familia para llevar a cabo una normalización en sus vidas". A estas personas, ha añadido, se les facilita ropa de abrigo, alimentos y bebidas calientes.

Por su parte, el responsable del Centro de Inclusión de Personas sin Hogar de Cruz Roja Marbella, Jacobo Wahnich, ha indicado que "en las situaciones de emergencia, como la ola de frío, siempre tratamos de aportar ese plus con todos nuestros equipos de trabajo, contando con el apoyo del Ayuntamiento".

Desde el centro, "intentamos que las personas que se encuentran sin hogar vuelvan a tener una situación más normalizada, cambiando el perfil de actuación en el caso de emergencia para que esas personas tengan al menos los cuidados mínimos", ha apuntado. En este sentido, ha afirmado que "también aprovechamos esa circunstancia para hacer ese acercamiento al centro y que la inclusión sea una posibilidad real".