Casi la mitad del personal sanitario presenta riesgo alto de trastorno mental por la Covid

Casi la mitad del personal sanitario presenta riesgo alto de trastorno mental por la Covid

Datos de un estudio en hospitales de Cataluña, Andalucía, País Vasco, Castilla y León, Madrid y Valencia

 

Tremendas las conclusiones que presenta un estudio sobre profesionales de 18 centros hospitalarios de Cataluña, Andalucía, País Vasco, Castilla y León, Madrid y Comunidad Valenciana. Según este trabajo realizado por el Hospital del Mar de Barcelona y el CIBER, casi la mitad de los profesionales de la sanidad han sufrido riesgo alto de trastorno mental en los meses de la primera oleada del coronavirus. Además muestra que el 14% del personal sanitario sufre repercusiones a consecuencia del estrés provocado por la Covid 19.

Un segundo estudio de los mismos autores señala que un 3,5% de los sanitarios presenta «ideación suicida activa en los últimos 30 años»; esto es, deseos recurrentes de suicidio. Los síntomas detectados entre el colectivo médico son depresión, ansiedad, ataques de pánico, trastorno de estrés postraumático y abuso de sustancias.
Para el doctor Jordi Alonso, uno de los autores del estudio «Los datos de la primera ola indican una prevalencia de problemas de salud mentales discapacitantes en los sanitarios españoles mucho más alta que la esperada» añade alertando de la necesidad de vigilar «el riesgo que estos problemas persistan».

Se evidencia en el estudio que se han atendido a muchos sanitarios afectados de estrés agudo, agotamiento y ansiedad.
Depresión, ansiedad y pánico
El 45,7% de los casos estudiados presentan riesgo alto por algún tipo de trastorno mental, o sea, necesitan una evaluación profesional para ratificar la presencia de un trastorno mental. Por otro lado, 1 de cada 7, presentan un trastorno mental discapacitante, con repercusiones negativas claras en su vida profesional y social.

Por patologías
El 28,1 presentan depresión. Tras ellos van quienes sufren ansiedad. Uno de cada cuatro tuvo ataques de pánico, el 22,2% estrés postraumático y un poco más del 6%, abuso de substancias como el alcohol. Además, haber presentado un trastorno mental antes de la pandemia dobla el riesgo de volverlo a sufrir a consecuencia de la COVID-19.

Aumentan las tendencias suicidas
Refleja también el estudio una mayor prevalencia de tendencias suicidas, del 3,5%, y de intentos de suicidio, del 0,1%, durante la primera ola de la pandemia. Esta cifra contrasta con el 0,7-0,9% estimado para la población general antes de la pandemia.

El riesgo de ideación suicida se explica en parte por la presión sufrida por los centros sanitarios en términos de coordinación y personal durante la primera ola. Otro factor de estrés es el estrés financiero por miedo a la pérdida de ingresos o la pérdida de ocupación a causa de la Covid.
La prevalencia de los trastornos mentales es más elevada en el caso de las mujeres jóvenes, extranjeras y solteras. El colectivo de las auxiliares de enfermería es el que muestra un impacto más grande. 2 de cada 3 auxiliares sufren riesgo alto por trastornos mentales y la mitad de las enfermeras. A la vez, hay una prevalencia más elevada en aquellos profesionales expuestos a pacientes Covid y entre aquellos que han sufrido la enfermedad o que han tenido familiares infectados. 

El 80% de los encuestados estuvieron involucrados directamente en el cuidado de pacientes Covid. El 17,4% contrajo la enfermedad y 112 necesitaron ingreso hospitalario. En el 13,4% de los casos algún miembro de la familia directa resultó infectado y en uno de cada cuatro, el profesional tuvo que confinarse o quedar en cuarentena.

Los dos trabajos se han basado en una serie de encuestas anónimas en línea realizadas a profesionales sanitarios de los 18 centros participantes.