El Unicaja recupera la sonrisa en Fuenlabrada (68-85)

El Unicaja recupera la sonrisa en Fuenlabrada (68-85)

Después de diez derrotas consecutivas entre Liga y Eurocopa en un desastroso arranque de año, el Unicaja de Málaga logró su primer triunfo del 2021 en Fuenlabrada (68-85), un desquite antes de afrontar la Copa del Rey, obtenido gracias a un primer parcial demoledor (12-30).  

Los pupilos del griego Fotis Katsikaris -primera victoria en cinco duelos al frente de la nave verde- dejaron a un lado su crisis y celebraron un triunfo por primera vez desde el 27 de diciembre cuando ganaron en Bilbao, preludio de un via crucis que acabó este mediodía en el Fernando Martín, con un Deon Thompson dominador (14 puntos y 4 rebotes), secundado por Darío Brizuela (14) y Jaime Fernández (12), en un duelo en el que dominaron todas las facetas.

Unicaja se deshizo con facilidad de un Urbas Fuenlabrada que vistió una llamativa vestimenta multicolor contra la homofobia en el deporte, pero careció de su máximo anotador y de la Liga Endesa, el base estadounidense Melo Trimble, lesionado por un golpe ante el Joventut, en un apagón del que solo intentaron salir el congoleño Christian Eyenga (15 puntos y 6 rebotes) y Álex Urtasun (11 puntos)

Unicaja salió muy concentrado y con ganas de quitarse la espina de la derrota de la ida en el Martín Carpena (84-90). Un Thompson dominador desbordaba a Eyenga y ponía 8 de los 10 puntos de la primera ventaja (4-10, min.4). Los brazos del joven Yannick Nzosa (4 rebotes en 7 minutos) que aún no es mayor de edad, se le hacían interminables a un 'Fuenla' inoperante en ataque y Unicaja encadenó un 0-11 a base de tiros libres (8) y transiciones (6-21, min. 8).

Aún habría más en el primer parcial, porque en los últimos dos minutos al Unicaja le entraron de golpe los triples que antes se les habían negado: Francis Alonso, Alberto Díaz y el francés Axel Bouteille acertaron desde los 6,75 metros para impulsar la renta malacitana a los 20 puntos, en un primer cuarto finalizado en 12-30.

El partido ya no tuvo discusión: los de Katsikaris supieron contemporizar mientras los locales intentaban una reacción sin premio. Dos veteranos, Eyenga y Urtasun, tiraron del carro y un triple del serbio Jovan Novak redujo a 10 (24-34, min. 14). La respuesta cajista fue un 0-10 con triples de Carlos Suárez y Darío Brizuela (24-44, min. 17) un 29-45 tranquilizador al descanso.

Tras el descanso se desatascó el ataque local, pero los de Katsikaris siempre encontraron soluciones para mantener su ritmo ofensivo, bien con triples o por dentro, para mantener la diferencia en el entorno de los 20 puntos, hasta liquidar el tercer parcial con un incontestable 45-67.

El último acto, iniciado con un carrusel de triples -el joven esloveno del Fuenlabrada Ziga Samar, contestado por Brizuela y Jaime Fernández, y luego el local Kwan Cheatham- no varió las diferencias, en un duelo cerrado por 68-85. Un triunfo vital para el Unicaja, que puede poner sus miras en la Copa del Rey, donde tiene un difícil duelo de cuartos contra el Barça el próximo viernes 12.

- Ficha técnica:

68 - Urbas Fuenlabrada (12+17+16+21): Novak (10), Emegano, Meindl (4), Eyenga (15), Alexander (9) -quinteto inicial-, Marc García (7), Cheatham (5), Samar (3), Sharma (4), Urtasun (11) y González.

85 - Unicaja Málaga (30+15+22+18): Díaz (6), Brizuela (14), Waczynski (5), Thompson (14), Nzosa (6) -quinteto inicial-, Fernández (12), Abromaitis (4), Bouteille (9), Alonso (4), Guerrero (4) y Suárez (7).

Árbitros: Juan Carlos García, Jorge Martínez y Andrés Fernández. Sin eliminados.

Incidencias: partido de la vigésima tercera jornada de la Liga Endesa, disputado en el Pabellón Fernando Martín de Fuenlabrada (Madrid), sin espectadores por las medidas sanitarias contra la pandemia de COVID-19.