PSOE insiste a la Junta a actuar ante el "malestar" de sanitarios por el proceso de vacunación

PSOE insiste a la Junta a actuar ante el "malestar" de sanitarios por el proceso de vacunación

El secretario general del PSOE de Málaga, José Luis Ruiz Espejo, ha afirmado que los socialistas insistirán en el Parlamento andaluz al consejero de Salud, Jesús Aguirre, a tomar medidas "ante el malestar de los profesionales sanitarios sobre cómo se está desarrollando el proceso de vacunación en la región, así como por la inexistencia de refuerzo de material y personal ante el anuncio de la vuelta de las citas presenciales a los centros de salud".

"La gestión del presidente andaluz, Juanma Moreno, ha creado un problema de accesibilidad de los malagueños a los centros de salud y en los hospitales bajo la excusa de la pandemia por eso seguiremos pidiendo la comparecencia de Aguirre para que rinda cuentas", ha manifestado.

Ruiz Espejo, que ha mantenido este jueves un encuentro con la sectorial de Salud del PSOE malagueño, ha destacado que "habría sido preferible que hubiera existido por parte de la Consejería de Salud una información más clara y fiable para evitar los casos de colapso y confusión".

Respecto a la vacunación, en un comunicado, ha señalado que "gracias al esfuerzo del Gobierno de Pedro Sánchez, a Andalucía han llegado más de 2,4 millones de vacunas, hay más de un millón de andaluces que han recibido la primera dosis y 640.000 con la pauta completa".

"El proceso elegido en Andalucía para la vacunación tenía que ser mejor que el elegido para evitar desplazamientos de personas mayores en las zonas rurales para seguir manteniendo la igualdad en la accesibilidad al sistema público de salud o que existieran colas de personas en los centros de salud", ha lamentado.

Ha destacado que "la aplicación de la estrategia de vacunación en la que no se permite la vacunación voluntaria con AstraZeneca a los menores de 60 años cuando todavía quedan personas que deben recibir esta pauta de vacunación contrasta con las ocurrencias del Gobierno andaluz para permitir la movilidad solo a quienes han sido vacunados de forma completa cuando se ha demostrado que todavía pueden ser portadores del virus". "Es un riesgo cuando además no hay todavía acceso universal a la vacuna", ha dicho.

"La Junta se ha centrado a criticar el número de vacunas cuando a la región es de las zonas a la que más ha llegado y siempre en función al porcentaje de población que debía vacunarse en cada momento y, en las últimas entregas, por el tramo de población", ha detallado Ruiz Espejo, añadiendo que "Andalucía ya recibe el 17 por ciento del total". "Ha existido una gran deslealtad institucional por parte de Moreno Bonilla con el ejecutivo central en vez de colaborar", ha apuntado.

Así, ha considerado que si consejeros como Elías Bendodo "se hubieran centrado a explicar en cada comparecencia a qué tramos de edad se iban a aplicar las vacunas en vez de seguir confrontando, la población habría estado más tranquila e informada, solo han alimentado el desconcierto", ha expresado, recordando que los socialistas siguen reclamando "información de directivos del 061 que han sido vacunados y sobre la vacunación denunciada ante la Fiscalía por los sindicatos policiales en Coín".

"Investigaremos si ha habido incumplimientos del protocolo de vacunación o tratos de favor dentro de la maraña creada por este gobierno de PP y Cs, ya hemos visto sentencias como la contratación discrecional en el verano que ya ha tenido notificaciones en contra de esta forma de actuar", ha advertido.

En cuanto al estado de las listas de espera, Ruiz Espejo ha detallado que 154.000 personas siguen con esta demora en la provincia de Málaga para acceder a una consulta cuando en junio de 2020 había 104.000. "En seis meses se han aumentado en 50.000 y se ha duplicado el número de personas en espera que procedían de la atención primaria", ha explicado.

"Se ha producido el agravamiento de otras patologías y se ha aumentado la mortalidad en dichas patologías, una situación ante la que el Gobierno andaluz se ha dedicado a derivar pacientes a la sanidad privada con cuestiones más leves como cirugía menor y ninguno relacionado con el COVID-19, con lo que se ha sobrecargado a la sanidad pública con la pandemia", ha insistido.

Una situación a la que se suma la paralización de infraestructuras pendientes en estos dos años y medio, "una paralización que sufre el Hospital de Benalmádena, la ampliación del Costa del Sol, el centro de salud de San Pedro Alcántara o el Hospital de Estepona, este último solo abierto un mes y medio sin que haya quirófanos, urgencias o UCI", ha concluido.

Por su parte, el responsable de la sectorial del PSOE malagueño, Francisco Ariza, ha destacado que la capacidad demostrada de los profesionales sanitarios para poner las vacunas contrasta "con la organización que se ha llevado a cabo por parte de la Junta no solo en las zonas rurales sino también en los grandes municipios".

"Los servicios están desbordados cuando no se ha ampliado personal de admisión en los centros de salud para dar citas o cancelarlas, por ejemplo, lo que ha provocado casos de concentración de hasta 400 personas en sitios como Fuengirola porque no había dado tiempo a cancelar esas citas, muchas de ellas personas mayores con un acompañante", ha dicho. "Incluso se han dado casos en los que el personal administrativo ha hecho el triaje en las puertas de los centros de salud", ha afirmado.