Elías Bendodo, ha reclamado a Vox que "se sientan partícipes del cambio"

Elías Bendodo, ha reclamado a Vox que "se sientan partícipes del cambio"

El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno, Elías Bendodo, ha reclamado este jueves a Vox que "se sientan partícipes del cambio, son uno de las tres patas del cambio", mientras que ha alegado que en los sondeos los encuestados "reconocen la utilidad a Vox", formación que ha recriminado al consejero que el gasto de su departamento en sondeos electorales haya pasado de 30.000 a 475.000 euros.

En respuesta a una pregunta del parlamentario de Vox, Macario Valpuesta, Bendodo ha defendido, frente al planteamiento de Valpuesta de que el gasto en sondeos está vinculado a que "en el fondo están preocupados por la estabilidad de su gobierno", que "ya habrá tiempo de hablar de elecciones", mientras que ha afirmado "no nos lo hemos planteado el adelanto", por cuanto ha argumentado que el Gobierno andaluz "está centrado en la vacunación y la recuperación", para lo que ha esgrimido como ejemplos que "se haya adelantado tres semanas el ritmo de vacunación", así como que Andalucía se haya convertido en la comunidad autónoma con mayor número de autónomos.

El consejero de la Presidencia y portavoz del Gobierno ha defendido que la Fundación Centro de Estudios Andalucía (FCEA), dependiente de su departamento, "no ha duplicado el dinero a sondeos" tras explicar que se ha licitado un acuerdo marco para la realización de sondeos en el periodo 2022-23.

"Por tanto, la cantidad hay que dividirla por dos" , ha afirmado Bendodo, antes de proclamar que "la cantidad es la misma", así como que el Centro de Estudios Andaluces "realiza todo tipo de sondeos, el barómetro es un trabajo más", mientras que ha insistido en que "no se gasta más dinero en sondeos" al alegar que "los precios por encuesta han ido bajando".

El parlamentario de Vox ha considerado que pasar de un gasto de 30.000 euros en sondeos a 475.000 es "un aumento desmesurado, casi alarmante", con el convencimiento de que "las arcas públicas no están para gastos adicionales, más en beneficio de la Junta que de los ciudadanos", al tiempo que ha retratado que los sondeos están derivando en "un mecanismo de manipulación psicológica de las masas, muy sutil, más que un medio para conocer la opinión".

Valpuesta se ha reafirmado en que el incremento del gasto en sondeos responde a "la escasa fiabilidad de que estén hablando de un gobierno sólido, estable", por lo que ha concluido que "no entendemos este interés por la demoscopia".