Vecinos de Santa Rosalía-Maqueda reclaman la construcción de un polideportivo tras 15 años de espera

El Ayuntamiento de Málaga ha iniciado las obras para construir un huerto urbano con el que no está conforme una gran parte de los residentes en esta barriada.

Vecinos de Santa Rosalía-Maqueda, perteneciente al Distrito 9 Campanillas, se oponen a la construcción de un huerto urbano, un parque canino y una zona de esparcimiento en la barriada por parte del Ayuntamiento de Málaga. En concreto, las obras se realizan en los terrenos ubicados junto al campo de fútbol donde hace años estaba ubicada la piscina municipal y donde una buena parte de los vecinos reclama que se construyan las pistas polideportivas prometidas desde el Consistorio. Dicen que no tiene sentido construir un huerto urbano en una zona mayoritariamente rural y denuncian que esta zona lleve abandonada unos 15 años.



 


“Antes teníamos unas pistas. Teníamos tenis, dos de baloncesto, una piscina… Con un 10 o 15% de lo que se va a invertir se podría restaurar todo lo que había antes” declara Juan Manuel, uno de los vecinos que se ha posicionado en contra de los planes actuales del Ayuntamiento para esta parcela.



 


Además, los residentes afirman que desde el Consistorio no se han escuchado sus demandas para idear un proyecto que beneficie en especial a los jóvenes del barrio, para los que hay pocas actividades posibles. “Se está haciendo muy rápido y a nosotros no nos han dejado expresarnos”, explicó Patricia Jiménez, también vecina de Santa Rosalía-Maqueda.



 


El origen de la cuestión se remonta al año 2003, cuando se hizo público el último proyecto urbanístico que recogía la construcción de una nueva piscina, quedando desierta la licitación y no saliendo adelante. En 2005 se procedió al derribo de las viejas instalaciones porque no eran rentables, según ha declarado a este medio la concejala del distrito, Ruth Sarabia.La edil afirma que el nuevo proyecto cuenta con la aprobación de la directiva de la Asociación de Vecinos de Santa Rosalía-Maqueda y también de la de mayores. De hecho, asegura que 25 ciudadanos de este distrito ya han querido reservar su parcela en el huerto urbano que se está construyendo. En base a ello, Sarabia se ha mostrado sorprendida por la protesta, mientras que esta otra parte de los vecinos alega haber trasladado su oposición al proyecto.



 


Con todo ello, lo que queda claro es que la barriada no contará con piscina, como recogía la idea inicialmente proyectada junto al campo de fútbol. La propia concejala ha detallado que las cuentas del presente año recogen el huerto urbano, un parque canino y una zona de esparcimiento. La intención es iniciar los trámites para nuevas pistas polideportivas ya el próximo año, aunque tendrá que pasar por su aprobación en los presupuestos de 2022.