PP-A reclama el jueves en el Parlamento medidas para reducir el coste de la luz

PP-A reclama el jueves en el Parlamento medidas para reducir el coste de la luz

El PP-A defenderá el jueves ante el Pleno del Parlamento una proposición no de ley en la que se pide que la institución exprese la necesidad urgente de que por parte del Gobierno de la nación se adopten todas las medidas necesarias para reducir el enorme impacto negativo de la subida del precio de la electricidad en los hogares, autónomos y empresas andaluzas, en un contexto de grave crisis económica y social derivada de la pandemia del Covid-19.

En la iniciativa, consultada por Europa Press, se pide que el Parlamento inste a la Junta a demandar al Gobierno central que considere la adopción de una serie de medidas dirigidas a paliar el elevado coste de la nueva tarifa eléctrica en los consumidores y usuarios, y evitar situaciones de carencias de acceso.

Entre esas medidas, se plantea la bajada del coste del recibo de la luz al suprimir el gravamen del impuesto sobre la producción de electricidad y traspasar a Presupuestos Generales del Estado los costes regulados de la tarifa eléctrica, la deuda del sistema eléctrico y los costes extrapeninsulares, y analizar una nueva ordenación de la fiscalidad aplicada a la energía, que se rija en todo momento por criterios técnicos y de justicia social que eviten una subida sistemática de los impuestos que gravan un bien de primera necesidad para los ciudadanos como es la energía eléctrica.

Otras actuaciones serían poner en marcha medidas para la mejora y modificación del sistema global de producción y venta al consumidor de la electricidad en España en especial en lo referido a la producción más eficiente, subasta justa, evacuación, distribución, comercialización y venta de la energía al consumidor final en aras a abaratar el coste de la factura de la luz al consumidor, con medidas liberalizadoras, racionalizadoras, que atiendan a criterios de mercado, sociales y de competitividad de la economía.

Asimismo, se pide la modificación de la orden del 19 de abril y del real decreto de 9 de marzo de 2021, por el que se establece la metodología de cálculo de los cargos del sistema eléctrico, que inició su aplicación el pasado 1 de junio y que en el corto espacio de tiempo en el que lleva aplicándose ha generado el total rechazo de los ciudadanos, evidenciado ser un sistema oscuro, que genera incertidumbre y perjudica claramente al consumidor final. Se pide además, simplificar el recibo de la luz para facilitar su comprensión y poner en marcha de inmediato una campaña de información dirigida a los consumidores que explique de forma sencilla y comprensible la nueva tarifa de la luz.

Según el Grupo Popular, tanto en los costes de peajes de acceso a potencia como en el precio de la energía y los periodos de discriminación horaria de la nueva tarifa eléctrica van a tener un impacto negativo por la subida de precios a los consumidores y usuarios que se acogieron a la discriminación horaria en el modelo anterior y a la mayoría de los ayuntamientos por el alumbrado público.

Además, según el PP-A, la nueva tarifa eléctrica complicará la factura de la luz y tendrá un fuerte impacto sobre los usos y costumbres tradicionales en los horarios de las tareas domésticas que suponen consumo energético. "A tenor de todo lo expuesto, la implantación de la nueva tarifa eléctrica se traducirá en que la factura de la luz, que ya es cara, se encarecerá para muchos consumidores, además, la nueva tarifa complicará más la comprensión de la factura de la luz y a esos daños se suma que los consumidores y usuarios no disponen de la información necesaria para elegir el tipo de contrato más ventajoso y adaptar sus hábitos domésticos a la nueva tarifa", según apunta el Grupo Popular.