Málaga capital instalará 100 papeleras solares

Málaga capital instalará 100 papeleras solares

Málaga capital instalará 100 papeleras solares que reducen la frecuencia de recogida y sus costes

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, junto a las concejalas de Playas y Servicios Operativos, Teresa Porras; e Innovación y Digitalización Urbana, Susana Carillo, y el director en España de la empresa Sulo, Alejandro Arderius, ha presentado un proyecto piloto que permitirá a la ciudad disponer de un total de 100 papeleras compactadoras solares.

Se trata de unas piezas novedosas en las que las nuevas tecnologías se ponen al servicio del cuidado del medio ambiente para obtener los mejores beneficios en ahorro en la frecuencia de la recogida, los costes de las mismas, así como las emisiones de CO2, ha explicado el regidor.

La playa de La Malagueta contará con las primeras unidades del total de 100 que están previstas instalar en los paseos marítimos de la ciudad en esta fase inicial del proyecto. Este miércoles se han instalado las primeras 20 unidades quedando pendiente las 80 restantes que se instalarán a lo largo del mes de julio.

Se trata de papeleras inteligentes marca Bigbelly y distribuidas en España por Sulo, que se alimentan con energía solar y que incorporan una tecnología de última generación con el objetivo de ahorrar costes, tiempo y trabajo.

Estas nuevas papeleras solares que son capaces de reducir el número de recogidas en un promedio del 86 por ciento, y por lo tanto el coste asociado a los trabajos de recogida se verá reducido en un 50 por ciento.

Cuando los desechos dentro de la papelera alcanzan el nivel de los sensores de llenado, un compactador interno accionado por un módulo solar en la parte superior del contenedor compacta los desechos. De esta manera, el contenedor puede almacenar alrededor de 600 litros de desechos.

Este modelo de papelera almacena cinco veces más que el contenedor de basura tradicional de 120 litros. Está equipada con sensores que monitorean e informan los niveles de llenado y la actividad de recogida. Aprovecha, además, la energía solar para compactar los residuos y comunicar su estado en tiempo real.

El sistema Bigbelly que tienen incorporado permite reducir emisiones de CO2, evitar desbordamientos de basura y el acceso de roedores o animales a la misma, eliminación de olores y reducción de bolsas de plástico.

Cada unidad incorpora una tarjeta SIM dentro de la papelera que permite tenerlas geolocalizadas con la ubicación exacta. El software de gestión asociado, CLEAN, es compatible para la integración con otros sistemas mediante API abierta y permite optimizar las recogidas y ser más eficientes, así como generar los informes que se requieran y mejorar la gestión y aumento de la productividad en la recogida de residuos.

Su diseño presenta una apertura mediante pedal de manera que no hay necesidad de usar las manos lo que facilita su uso y reduce el riesgo de transmisión de virus. Incorporan un cenicero ubicado en la puerta principal sin contacto directo con la basura para evitar riesgos de incendio y tiene una capacidad para aproximadamente 2.000 colillas.

Este sistema ya está instalado en otras ciudades europeas, con un total de 60.000 unidades en funcionamiento. Málaga será una de las pocas ciudades españolas en contar con este sistema de última generación junto con Madrid, Valencia, Palma de Mallorca, entre otras.

Esta prueba piloto durará seis meses y no supondrá ningún coste para el Ayuntamiento ya que se han cedido gratuitamente. Pasado ese periodo se valorará la eficiencia del sistema en su conjunto.

"Lo normal es que se avance en esta dirección, tenemos que ver porque los recursos humanos además de recogida de papelera pueden usar su tiempo en otras cuestiones", ha dicho el alcalde, quien ha recordado que con esto no se trata de reducir efectivos sino de "aprovechar mejor los recursos humanos porque descargamos parte de esa tarea y pueden estar quizá más en lo que se ha tirado fuera de las papeleras o en cubrir más espacios de la ciudad".