Debut victorioso del Málaga

Debut victorioso del Málaga

Se estrenó el Málaga 21/22 en pretemporada. Y lo hizo con una victoria ante el Vélez CF por 0-2, lo que no deja de ser anecdótico a estas alturas. Más que el resultado, lo importante en verano es ir acumulando sensaciones físicas y tácticas. Y estas, después del trabajo acumulado tras las dos primeras semanas, no fueron nada malas.

Con un 4-2-3-1 de dibujo, José Alberto quiere un Málaga atractivo, vivaz, que presione en zona alta, que acelere por las bandas y que sea solidario al replegarse cuando pierda el balón. Se vio más de eso en los primeros 45 minutos que en la segunda mitad ante un rival, el veleño, que le puso voluntad para no salir goleado. Y lo consiguió.  

Porque eso parecía que podía suceder cuando el Málaga se puso por delante en el primer minuto. Una cesión de Álex Portillo a su portero, César Llera, como la de Pedri a Unai Simón en la Eurocopa, terminó besando la red para convertirse en el primer gol de la era José Alberto. Desde ahí, los nervios atenazaron aún más al Vélez, incapaz de quitarse la presión en zona alta de los malaguistas.  

Con la gran diferencia de calidad y el mejor posicionamiento táctico, era cuestión de tiempo que la fruta cayera de madura. O lo que es lo mismo, que anotaran el segundo. Y este llegó tras una recuperación en medio campo y una buena asistencia de Larrubia que remató Jairo con finura y frialdad ante la desesperada salida de Llera. Sólo a balón parado, y en alguna acción individual de Joselinho, se aproximó el cuadro veleño a los dominios de Barrio.  

Con el 0-2 comenzaron los cambios. El Vélez metió al portero Álex Caro, quien salvaría poco después el tercero, mientras el Málaga hizo lo propio con Brandon, que debutaba, y Quintana. Poco a poco, el físico y el calor hicieron mella en los malaguistas y la presión bajó, lo que aprovecharon los anfitriones para gozar de su mejor ocasión. Richard, dentro del área, remató a la media vuelta, pero con todo a su favor la mandó a las nubes.  

En la segunda mitad, ambos técnicos cambiaron sus onces. Los de José Alberto siguieron controlando la posesión al tiempo que intentaba que jugadores muy necesitados de minutos, como Hicham, volvieran a sentirse futbolistas. 20 minutos que el marroquí, estrenando dorsal del primer equipo, intentó aprovechar encarando a su par continuamente.  

Enfrente, el Vélez quería ofrecer algo más a sus seguidores, pero le costaba un mundo acercarse a Barrio, primero, y a Gonzalo, después. Poca profundidad y demasiados balones en largo. Sólo Kaya y Gory mostraron algo distinto, más físico, pero insuficiente para superar a los defensas rivales. Al menos, pusieron el cerrojo a pesar de la insistencia de Haitam por la derecha. Sigue prometiendo mucho el extremo zurdo, que obligó a Miguel a vestirse de santo para evitar el tercero. Lo rozó también Lombán a balón parado.  

El electrónico ya no se movería a pesar de que un desafortunado resbalón de Moussa a punto estuvo de permitir el tanto del honor de los locales. Pero Lombán, con galones, sacó la pelota en la misma línea de gol.  

El próximo amistoso del Málaga, este sábado a las 19 horas retransmitido en exclusiva por 101TV.