Golpe de realidad para el Málaga (0-3)

Golpe de realidad para el Málaga (0-3)

El Málaga, en su primer envite con un rival de su categoría, el Alcorcón, ha caído derrotado por un contundente 0-3, resultado quizás abultado pero que deja clara la superioridad de los alfareros. 

Era el primer partido contra un rival de cierta enjundia, un Alcorcón que había avisado en la previa al ganar al Granada y que se presentó con las ideas muy claras y con un sistema defensivo muy arraigado. Desde ahí, desde la defensa, impidió la progresión de los malaguistas, que nunca supieron cómo encontrar los espacios.  

La igualdad era la tónica del choque, sin apenas ocasiones salvo un remate de Gual de cabeza que sacó con una buena mano Dani Barrio. Fue el primer aviso de los desajustes que estaban por llegar en la zaga malacitana. De córner, y tras peinar Gual, apareció Aguilera para sorprender en el segundo palo y empujar el balón a gol. Pidieron fuera de juego, pero Melero López dio validez al tanto.  

Reaccionó bien el cuadro de José Alberto, lleno de canteranos, pero en el tiempo añadido llegó un jarro de agua fría con el primer gol de Juanma. Evitable al cien por cien, y una nueva muestra de que aún queda mucho por delante para la estabilidad en la zaga.  

El propio Juanma sería el encargado de sentenciar el duelo. Juan Hernández ganó la línea de fondo y sacó un centro al segundo palo que el mediocampista remató a placer, de primeras y colocadito, imposible para Dani Barrio.  

Desde ahí, nada salió bien un Málaga que lo intentó pero que se veía incapaz de superar la zona de tres cuartos. Apenas lo consiguió con alguna incorporación de Alexander González y, tras la entrada de Rafa, con alguna aparición de Fomba. Poquita cosa para batir a un rival en el que Carlos Hernández y Escobar se mostraron inexpugnables.  

Al final, un 0-3, resultado quizás abultado para lo hecho en ataque por el Alcorcón, pero que sí demuestra la superioridad que los madrileños tuvieron durante el choque.