La plata olímpica de Quintero ya está en España

La plata olímpica de Quintero ya está en España

Los héroes del Nippon Budokan, los karatecas Sandra Sánchez y el malagueño Damián Quintero, ya han regresado de Tokio. A su llegada al aeropuerto, con sus medallas colgadas del cuello, han disfrutado del recibimiento que se merecían.

Ha costado una vida, pero bien ha merecido la pena. Junto a su inseparable compañera de entrenamientos y ahora campeona olímpica, Sandra Sánchez, el karateca malagueño Damián Quintero ha mostrado a su llegada a España el orgullo de haber conseguido la medalla de plata en los Juegos Olímpicos.

Para Damián, el torneo que ha realizado ha sido el mejor de su vida por lo que ha disfrutado y por lo que ha hecho disfrutar. "Me lo he pasado bomba en el Nippon Budokan, lo he disfrutado como nunca y ha sido el mejor torneo de mi vida, en cuanto a sensaciones y el karate que he sacado de dentro y el haber hecho disfrutar a los demás. El Nippon Budokan es el templo del karate y ha sido una pasada", manifestó sobre su actuación en Tokio.

Ahora toca descansar, volver a Málaga en unos días para celebrar el éxito con su familia natal y seguir reivindicando el karate como deporte olímpico a sabiendas que en París ya no lo será. “Cuando nos dan una oportunidad, la aprovechamos siempre. Hemos demostrado que el karate debe ser olímpico por el espectáculo que hemos dado todos", esgrimió ante los medios.

Mientras tanto, la medalla olímpica se va para Málaga, a casa de los padres de Quintero. "Esta se va para Málaga, mis padres no pudieron venir y después de unos días en Madrid con mi mujer, nos vamos unos días para allá con la familia, que me apetece muchísimo", reconoció.