El PSOE lamenta el deterioro de los servicios públicos de Estepona

El PSOE lamenta el deterioro de los servicios públicos  de Estepona

La eliminación de los aparcamientos gratuitos, la venta del patrimonio, el abandono de las barriadas y del extrarradio son la seña de identidad del equipo de gobierno del PP

El Grupo Municipal Socialista de Estepona lamenta el deterioro de los servicios públicos municipales durante el gobierno del PP, que centra su gestión en favorecer intereses particulares antes que en mejorar la calidad de vida de los vecinos de Estepona.
 
La portavoz del Grupo Municipal Socialista, Emma Molina, señala que a diario los vecinos se quejan de la falta de aparcamiento gratuito, ya que el equipo de gobierno se ha empeñado en privatizar el subsuelo del municipio para construir parkings de pago, dilapidando el patrimonio municipal.
 
La limpieza es otro de los servicios que ha empeorado con el paso de los años de gobierno del PP. “En su afán por dar una imagen de postal del centro, el alcalde, José María García Urbano, ha olvidado el resto de la ciudad. Las barriadas y el extrarradio presentan un estado total de abandono, con contenedores de residuos sólidos viejos y sucios y falta de limpieza”, detalla Molina.
 
Tampoco se desbrozan los caminos rurales y los parques y jardines que quedan fuera del casco antiguo no entran en los planes de trabajo de la empresa concesionaria. Una muestra de ello es que en avenidas como Litoral o el Carmen, se cambian las flores de la mediana central, pero las flores, árboles y aceras de los laterales no se atienden desde hace años.
 
Suerte similar corren las instalaciones deportivas. “Dan pena los baños, vestuarios y gradas del Estadio San Fernando. El Estadio de Atletismo, inaugurado hace apenas dos años, ha registrado el desplome de una escalera de acceso, el aparcamiento se inunda y los baños presentan goteras”, relaciona la portavoz.
 
También hay falta de mantenimiento y de personal en otras instalaciones deportivas como Las Viñas o Cancelada. Y grandes infraestructuras como El Orquidario o el Auditorio Felipe VI han pasado a manos privadas.
 
Las playas son una muestra más del deterioro de los servicios públicos con el paso de los años de gobierno del PP. De las 17 playas del municipio, solo cinco cuentan con servicio de socorrismo y salvamento de este verano, que además reduce cada temporada su periodo de actuación. “Comienza tarde y termina antes de tiempo. Pues debería comenzar el 15 de junio y concluir a mediados de septiembre, como en el resto de localidades turísticas”, recuerda la concejala.
 
Un año más el Ayuntamiento no ha sabido solucionar el problema de las algas invasoras. No ha reforzado el servicio de limpieza ante este grave inconveniente.
 
Por otra parte, el equipo de gobierno ha privatizado zonas públicas como el vial de Doncellla Beach, o parte de la playa nudista de Costa Natura, anteponiendo intereses particulares al interés general.
 
“En definitiva, una gestión nefasta que olvida que la prioridad de un ayuntamiento debe ser ofrecer unos servicios públicos de calidad para todos sus vecinos, y no sólo para unos pocos”, concluye Emma Molina.