El perímetro del Unicaja se exhibe ante el Obradoiro

El Unicaja ha conseguido vencer al Obradoiro por 82-89 y se ha clasificado para la final del torneo EncestaRías, donde se enfrentará al Joventut. 

El Unicaja ha vuelto a confirmar las buenas sensaciones que ha desprendido durante la pretemporada y ha acabado con la resistencia del Obradoiro para llegar a la final del torneo EncestaRías, el último antes del inicio de la liga acb. Curiosamente, el cuadro local será el primer rival en la fase regular. 

El perímetro fue la clave para imponerse a los gallegos en un duelo que dominó durante tres cuartos y en el que sólo mostró debilidades importantes en el segundo, antes del descanso. Para ser exigentes e inconformistas, debería la plantilla aprenderse lo ocurrido porque, en competición oficial, y ante un rival de mayor enjundia, la recuperación no será tan fácil.

Francis Alonso, Jaime Fernández, Brizuela y Norris Cole fueron los brazos ejecutores del cuadro de Los Guindos. Todos ellos acabaron por encima de los 10 puntos y con la sensación de que hay un enorme potencial en esa línea exterior. La madurez del núcleo español y la llegada del base americano promete emociones fuertes. 

Menos fino estuvo en esta ocasión Michael Eric. El pívot sumó unos discretos 6 puntos a los que añadió 7 rebotes. El mejor de los interiores teniendo en cuenta que Guerrero no miró a canasta y que Nzosa apenas estuvo en cancha cuatro minutos. 

Al final, victoria con porcentajes del 57% en tiros de 2 y casi un 41% en triples. También se dominó en las capturas, si bien se permitieron demasiados rebotes al rival. Pero ganó el Unicaja y estará en la final contra el Joventut.