Alcalde de Jubrique, sobre incendio de Sierra Bermeja: "La situación es bastante grave, horrorosa"

Alcalde de Jubrique, sobre incendio de Sierra Bermeja: "La situación es bastante grave, horrorosa"

El alcalde del municipio malagueño de Jubrique, Alberto Jesús Benítez, ha señalado que la situación en relación con el incendio en Sierra Bermeja, que ha obligado al desalojo preventivo de seis municipios, incluido Jubrique, es "bastante grave, es horrorosa".

"La situación es bastante grave, el incendio estaba a 300 metros de la localidad", ha explicado el alcalde, en declaraciones a Europa Press, al tiempo que ha añadido que se ha podido realizar un cortafuegos, que "parece que ha parado el avance, al menos y de momento, hacia el municipio", que tiene algo más de 500 habitantes. No obstante, ha dicho que la situación es "horrorosa, es dramática".

La dirección operativa del Plan Infoca ha decretado desalojos preventivos este domingo por el incendio forestal en Sierra Bermeja en Júzcar, Alpandeire, Jubrique, Genalguacil, Faraján y Pujerra.

A las 13.15 horas se ha solicitado la evacuación preventiva de los municipios de Faraján y Pujerra y, poco después, a las 14.18 horas, se ha ordenado la de Alpandeire y Júzcar (Málaga). Todos ellos, como horas antes ocurriera con Jubrique y Genalguacil, se han producido de forma anticipada y con las máximas medidas de seguridad, de acuerdo al Plan de Contingencia diseñado.

A falta de incorporar la suma real de personas desalojadas en esta evacuación, el incendio de Sierra Bermeja ha motivado ya la evacuación de 1.624 personas: 300 de Jubrique y 250 de Genalguacil este domingo y, en días anteriores, de las urbanizaciones Forest Hill y Abejeras (750), viviendas diseminadas de Peñas Blancas en la carretera MA-8301 (37), Charca de la Extranjera (12), Huerta Padrón (60), río Castor (5), Charca de las Nutrias (5), río Velerín (65) y zona de los Quiñones (40) en Estepona, así como de la urbanización Montemayor en Benahavís (80) y zona del Charco Azul (16) y La Monarda (4) en Jubrique.

Más de 700 profesionales trabajan en tareas de extinción y protección a la población afectada por este gran incendio, que lleva más de 6.000 hectáreas afectadas y en el que el pasado jueves falleció un bombero del Infoca. La UME se ha incorporado ya a las tareas después de que se activara este domingo.