11.108 Paulinazos valen una gran victoria

11.108 Paulinazos valen una gran victoria

El Málaga sumó su segundo triunfo en Liga a costa del Girona gracias a un doblete de Paulino con un golazo desde 30 metros que empujaron los más de 11.000 malaguistas que animaron sin cesar en La Rosaleda y con otro en el que, sin aliento en el 94, metió el pie tras el rechace de Juanpe para introducir el balón en la portería.

Una gran victoria, trabajada con y sin balón, y culminada con un golazo de Paulino de esos que hay que ver una y otra vez desde cualquier ángulo que se precie. Belleza sublime la del tanto que dio los tres puntos al Málaga a costa de un Girona cuyo planteamiento, al menos en la primera parte, fue demasiado timorato para un candidato al ascenso. Mérito también de los costasoleños, que les ahogaron sin balón y los dominaron con él en los pies.

Las hostilidades tardaron en llegar un cuarto de hora. Tras los bostezos iniciales, fue el Málaga el que enseñó primero sus dientes. Un error en el salto de Arnau dejó el carril abierto para Cufré quien se plantó en el área con demasiada timidez. Ni disparo ni centro, la ocasión se fue al limbo.

Por entonces los blanquiazules intentaban hacer circular la pelota con rapidez, todo lo contrario de un Girona que parecía vivir a cámara lenta. Hasta que por fin decidieron probar al debutante Dani Martín. El meta malaguista respondió bien a los dos lanzamientos lejanos de los catalanes, lo único que hicieron casi en el primer tiempo.

Los locales lo hicieron mucho mejor. Falló algunas ocasiones hasta que llegó el zapatazo de Paulino. Qué golazo, madre mía. Qué rosca envenenada le dibujó a Juan Carlos. Qué toque más bonito para ver una y otra vez desde cualquier ángulo. Por cierto, gran pase de Kevin entre líneas para un Pau que hizo aún mejor el toque del canterano malagueño. Ese gol llegó en el minuto 40 para deleite de los aficionados en La Rosaleda. Pero antes el propio Paulino había estrellado un balón en el palo tras una buena combinación con Víctor Gómez, ese lateral con alma de extremo y de maratoniano.

Los de Míchel Sánchez no sabían por dónde les llegaban. O eso o desconocían como achicar los espacios. Porque Brandon también tuvo un cabezazo a centro de Escassi que salió por poco. Y Kevin, que pudo marcar tras otra buena incursión ofensiva de Víctor Gómez. El 1-0 al descanso no reflejaba, una vez más, la superioridad malaguista.

Debía mover el cuadro gironí fichas si quería cambiar la dinámica y entraron hasta tres nuevos jugadores. Les costó unos minutos entrar en el encuentro ante la presión en zona alta de los de José Alberto. Algunos nervios aparecieron en la zaga y el meta rival. Pero se empezó a jugar más en campo local. Y por ahí llegaron más y mejor con los recién incorporados Baena y Valery hasta que Peybernes, primero, y Dani Martín, después, les borraron la sonrisa cuando ya casi cantaban el empate.

Replegó velas el Málaga, pero sin renunciar aún a lo que tenía que decir en ataque. Se encuentra cómodo con y sin balón como demostró, quién si no, el omnipresente Escassi. El paleño, menuda exhibición, no sólo roba sino que es capaz de filtrar buenos pases. Tras llevarse un balón, encontró a Paulino y este a Kevin, quien remató a puerta dando de carambola a Luis Muñoz. El remate acabó en el palo, pero no habría subido al marcador pues el capitán estaba en fuera de juego.

Sirvió, en todo caso, para que la alegría en ataque del Girona ya no apareciera con tanta fluidez. Incluso se veían con cierta impotencia. La misma que hizo que Míchel viera, primero, una amarilla, y luego, a cinco minutos del final, una roja directa. Mal regreso del técnico y ex jugador costasoleño. No se jugó mucho más, si bien los catalanes lo intentaron. Pero los malaguistas no sólo supieron parar sus intentos sino que además aprovecharon para marcar el segundo, otra vez Paulino. Brandon robó en medio campo, condujo sin aliento hasta Juan Carlos y le intentó batir de vaselina. El balón lo sacó casi bajo palos Juanpe, pero Paulino se tiró como si no hubiera mañana para bloquear ese despeje y terminar introduciéndolo en la portería. Doblete de Pau y dos victorias que suma el Málaga.

 



Málaga: Dani Martín; Víctor Gómez, Peybernes, Juande, Cufré; Paulino, Escassi (Genaro, 86’), Luis Muñoz Kevin (Jozabed, 73’); Roberto (Antoñín, 60’) y Brandon.



Girona: Juan Carlos; Arnau (Jordi Calavera, 46’), Bernardo, Juanpe, Jairo; Pol Lozano, Ibrahima Kébé, Aleix García (Álex Baena, 46’); Ureña (Valery, 46’), Nahuel Bustos (Pablo Moreno, 73’), Samu Sáiz (Borja García, 68’).



Goles: 1-0, min. 40: Paulino, tras recibir de Kevin, se saca un zurdazo de rosca desde 30 metros que se cuela por la escuadra. 2-0, min. 94: Paulino bloquea el despeje de Juanpe e introduce el balón en la portería tras un carrerón de Brandon.