El Malagueño no arranca por un Torre del Mar más maduro

El filial blanquiazul se adelantó en el marcador con gol de Loren Zúñiga, pero Fernat, en un contragolpe, puso las definitivas tablas. 

Reparto de puntos en el derbi provincial disputado en el campo de la Federación entre el Atlético Malagueño y la UD Torre del Mar ante unos 300 espectadores que volvieron a disfrutar del fútbol en directo, como también pudieron hacerlo desde casa quienes sintonizaran 101TV.  

Los de Funes salieron con más energía, presionando muy cerca del área de Benito, robando balones peligrosos que, sin embargo, no se traducían en ocasiones claras. La más clara que gozaron los blanquiazules fue un robo de balón de Fomba que corrió como si no hubiera mañana. El portero rojillo corrió también a por el balón, pero fue superado ampliamente por el extremo quien, con compañeros a su lado, prefirió disparar a puerta vacía, mas demasiado esquinado. El balón se estrelló en la red, pero en su parte externa.  

Resistía como podía el Torre del Mar, esperando que el ímpetu decreciera. Y cuando lo hizo, mientras Mati protestaba un empujoncito, Raúl se hizo con la bola y se plantó ante Strindholm para regatearle. El meta se rehízo de modo extraordinario y le quitó el caramelo al ariete rival cuando se disponía a empujarla a la red.  

En la segunda mitad hubo menos control del centro del campo. Sin ser un correcalles, el balón pasaba de la defensa a la delantera gracias a los desplazamientos largos de Geovanni y Mati. El peligro real llegaba, sin embargo, cuando Dani Lorenzo se hacía con la pelota en el borde del área. Ahí se revolvió para encontrar a Fomba, el mejor del encuentro, y este ganó línea de fondo para asistir a Loren Zúñiga y abrir el marcador.  

Desde ahí, el Malagueño controló más y mejor, tocando atrás mientras el rival presionaba de manera descoordinada. Quizás ello motivó que Murillo se durmierda en los laureles y se dejase robar un balón que acabó en la banda contraria, donde apareció Fernat para batir a Strindholm.  

Los nervios aparecieron en la zaga malacitana, mientras que los visitantes se animaban con los cambios, aunque sin arriesgar ni, por tanto, volver a amenazar al meta malaguista. Julio y Loren disfrutaron de alguna oportunidad más, pero la portería del Torre del Mar se mantuvo intacta para celebrar un empate que les supo a victoria. No así al Malagueño, que sigue sin ganar tras las dos primeras jornadas de Liga.