El regreso amargo de Adrián

El regreso amargo de Adrián

El que fuera capitán del Málaga regresa a La Rosaleda defendiendo la camiseta del Real Zaragoza, donde apenas cuenta para su entrenador

Lo tenía todo en el Málaga. Era capitán, se había ganado el respeto de los aficionados después de algunos resquemores iniciales y se encontraba como en casa. Pero se ejecutó un ERE y, aunque intentó negociar su continuidad, finalmente no hubo acuerdo y Adrián González se vio forzado a abandonar el conjunto blanquiazul contra su voluntad. El Real Zaragoza fue el club que lo acogió. 
Las cosas, sin embargo, no han ido como él esperaba. Unos problemas físicos, prolongados en exceso, le permitieron disfrutar de la continuidad necesaria para demostrar sus muchas virtudes técnicas. Tampoco ayudó la marcha de un equipo que lleva demasiados años intentando, sin éxito, volver a la élite. 

Para esta nueva campaña, Adrián González esperaba revertir la situación, lo que no ha conseguido. Todo ha ido a peor hasta el punto de que, a pesar de intervenir en siete de los nueve partidos disputados, sólo suma 53 minutos en total. Y de esos, 44 en los dos primeros. En el resto, 4 contra el Cartagena, 3 ante el Alcorcón y 1 frente al Sanse, Oviedo y Huesca. 

Ahora le toca regreso a La Rosaleda, con público, además. La motivación es máxima, pero no parece que Jim, su entrenador, piense del mismo modo a tenor de las escasas oportunidades que le está dando. Y eso que el Zaragoza anda en descenso, con sólo una victoria en los nueve choques celebrados.