27.1 C
Málaga
26/09/2022
101tv
Nacional

Escrivá quiere subir «suavemente» la pensión y la base máxima y descarta un periodo de cálculo de 35 años

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha afirmado este lunes que, en el marco de la negociación con los agentes sociales para culminar la reforma de pensiones, que se retoma hoy mismo, planteará subir progresivamente la pensión máxima y elevar al mismo tiempo la base máxima de cotización, lo que contribuirá a la sostenibilidad del sistema.

Escrivá, en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, ha subrayado que la pensión máxima en España es «relativamente baja» en comparación con la de otros países y ha indicado que si ésta se eleva «de forma suave» al tiempo que se incrementa la base máxima, aumentarán los ingresos del sistema en las decádas de los 30 y los 40, que es donde el sistema sufrirá «un poco más de tensión» por la demografía.

«Lo que hay que hacer es elevar progresivamente esa pensión máxima y al mismo tiempo, de forma análoga, aumentar la cotización en la base máxima. Si eso lo hacemos de forma gradual y suave, como tenemos previsto y lo vamos a plantear hoy a los agentes sociales, eso tiene la virtualidad, desde el punto de vista de la sostenibilidad del sistema de pensiones, de que aumentará la recaudación en términos de cotizaciones sociales», ha explicado.

De hecho, la elevación de la base máxima de cotización y de la pensión máxima es uno de los elementos que el Gobierno incluyó en su Plan de Recuperación, dentro del llamado componente 30.

En la documentación que el Ejecutivo remitió a Bruselas, el Gobierno se proponía aprobar la elevación gradual de la base máxima de cotización, acompasada de una adaptación a la misma de la pensión máxima, antes de finalizar este año, aunque su implementación abarcaría las próximas tres décadas.

«La adaptación del sistema requiere de una adecuación gradual de las bases de cotización máxima que deberá ser concurrente con una modificación de la pensión máxima para no alterar la naturaleza contributiva del sistema. Que la evolución de las bases máximas se acomode a una senda muy gradual y conocida de antemano permite además adaptarse a los agentes económicos adecuadamente», exponía el Gobierno en su documento.

CÁLCULO DE LA PENSIÓN: NO SE AMPLIARÁ EL PERIODO A 35 AÑOS

Junto a esta medida, y siguiendo las recomendaciones del Pacto de Toledo, Escrivá ha señalado que en esta última ronda de negociaciones con los agentes sociales para culminar la reforma de pensiones también se abordará cómo ayudar a mejorar la equidad del sistema a la hora de calcular la pensión en las nuevas carreras profesionales, que ya no son las tradicionales.

El ministro, que ha descartado que se vaya a ampliar de 25 a 35 años el periodo que se toma en cuenta para determinar la cuantía de la pensión, ha explicado que, para uno de cada tres trabajadores, los mejores años de cotización ya no son los últimos de su carrera laboral, como sí sucedía anteriormente.

Por eso, y a fin de mejorar la equidad del sistema, cree que «hay que dar una vuelta a esto» y analizar con los agentes sociales si se puede actuar sobre el periodo de cálculo de la pensión y al mismo tiempo «destruir los peores años de cotización» y dar un mejor tratamiento a las lagunas de cotización (periodos en los que no se cotiza por no estar empleado).

«Tenemos que discutir con los agentes sociales cuál es la mejor combinación de estos tres elementos para que el sistema sea más equitativo y más justo y cumpla su función de proteger de alguna forma a aquellos que tienen situaciones sobrevenidas o indeseadas y que no les afecte negativamente desde el punto de vista de la pensión futura», ha apuntado Escrivá, que ha insistido en que «en ningún caso» se trataría de ampliar el periodo de cálculo a 35 años, sino de «pequeños ajustes» para mejorar la equidad.

El ministro cree que estos últimos elementos de la reforma tendrán «el máximo y acuerdo» con los agentes sociales, como ha ocurrido hasta ahora con el resto de medidas de la reforma, pues forman parte de las recomendaciones del Pacto de Toledo y del Plan de Recuperación y «tienen mucho sentido».

Respecto a otra de las medidas de la reforma ya en vigor, la de revalorizar las pensiones con el IPC, el ministro cree que la inflación media que se toma de referencia (de diciembre de 2021 a noviembre de este año) «no debería separarse mucho de los niveles actuales», pero, en todo caso, ha remarcado, «será la que tenga que ser» y con ella se subirán las pensiones.

Por último y respecto a cómo está evolucionando la afiliación a la Seguridad Social en septiembre, Escrivá ha anticipado que será un mes que, en datos medios, arrojará una creación de empleo «muy importante», pues el mes ha arrancado «francamente bien» y se están recuperando algunos sectores que estuvieron «más débiles» en meses pasados, como el de la construcción.

Otras noticias de interés

Un informe del Congreso ve opción a que Leonor jure la Constitución en su 18 cumpleaños con generales el 10 de diciembre

101 tv

Feijóo propone bajar del 10% al 4% el IVA de carne, pescado, aceite, pasta y productos básicos de higiene femenina

101 tv

España liderará el crecimiento de las grandes economías de la eurozona y Alemania entrará en recesión, según la OCDE

101 tv
X