22.3 C
Málaga
28/05/2022
101tv
Salud

Estos son los cuatro tipos de cáncer más comunes en España

El más diagnosticado en nuestro país es el colorrectal, pero no es el que más muertes provoca.

El cáncer puede desarrollarse en cualquier parte del cuerpo, y por lo tanto, existen muchos tipos. Según el Instituto Nacional de Estadística, en el año 2020 había 633.200 pacientes de cáncer, un 1,66 % del total de la población de quince años o más. De ellos, un 54 % fueron hombres y el otro 46 %, mujeres.

Para conocer las causas de esta enfermedad debemos partir de lo más básico. Nuestros órganos están constituidos por células que se dividen de forma ordenada con el fin de reemplazar las que ya están envejecidas o muertas. Cada célula posee una serie de mecanismos de control que regulan este proceso, pero cuando estos se alteran, empieza una división incontrolada de las mismas produciendo un tumor o nódulo. Además, son capaces de destruir tejidos y órganos cercanos (en un proceso denominado infiltración), e incluso de trasladarse y proliferar en otras partes del organismo (metástasis).

Según datos de la Asociación Española Contra el Cáncer, estos son los más comunes en nuestro país:

 1. Cáncer de colón y recto (colorrectal)

A día de hoy, es el tipo de cáncer que más se sufre en España. Lo padecen 40.926 personas, y de ellos, un 61 % son hombres y 39 % mujeres. La enfermedad suele empezar a desarrollarse en personas que sobrepasan la barrera de los cuarenta años, aunque el pico de casos se da a partir de los setenta. Con frecuencia, comienza como un crecimiento en el revestimiento interno del colon o del recto: los pólipos. La probabilidad de que estos se vuelvan cancerígenos depende de sus características. Los pólipos principales son los adenomatosos, que sí se suelen transformar en cáncer, y los inflamatorios o hiperplásicos, que aunque son más frecuentes, por lo general no son precancerígenos. Así, los primeros representan alrededor del 96 % de los diagnósticos.

Los síntomas de este tipo de tumor pueden ser inespecíficos. Entre los más frecuentes se encuentran la existencia de sangre o moco en las heces. Puede ser sangre roja, que es más frecuente en tumores de sigma y colon descendente, o de sangre negra que se mezcla con las heces dando lugar a un tipo de deposiciones de color negro que se llaman melenas. No obstante, hay que tener en cuenta otras señales de alarma como el cambio en el ritmo de deposiciones (puede ser estreñimiento, diarrea o ritmo alternante), heces más estrechasdolor abdominal y/o pélvico, o la sensación de querer defecar aunque los intestinos ya se encuentren vacíos (tenesmo). También se puede padecer obstrucción intestinal debido a la ausencia de deposición, náuseas y vómitos.

2. Cáncer de próstata

Se trata del tumor más frecuente entre la población masculina, sobre todo en personas mayores. La edad media en el momento del diagnóstico es la más elevada de todos los cánceres, siendo su incidencia máxima a partir de los 75 años. Aunque la próstata está formada por muchos tipos de células diferentes, más del 99 % se desarrolla sobre las glandulares, que son las encargadas de producir el líquido prostático que forma parte del semen. En muchos casos tiene un crecimiento lento y puede estar largas fases sin presentar síntomas. En cuanto a los factores de riesgo que pueden tomar parte en el desarrollo de este tipo de cáncer, los más significativos son la edad, la raza, la historia familiar, los factores ambientales y los hábitos alimenticios.

En cuanto a los síntomas, los que suelen aparecer primero son la urgencia miccional, un aumento de la frecuencia de orinardolor y escozor durante la micción, sangre en la orina o en el semen, retardo en el inicio de la micción o disminución de fuerza en la misma, goteo después de realizarla, o una sensación de vaciamiento incompleto de la vejiga. Si se aprecia cualquiera de estos se debe acudir al médico para realizar las pruebas necesarias.

3. Cáncer de mama

Si el de próstata es el más frecuente entre los hombres, el de mama lo es entre las mujeres: se prevén 34.333 en España en el 2021. Se trata de un tumor maligno que se origina en el tejido de la glándula mamaria, pero no es una enfermedad exclusiva entre el sexo femenino ya que puede aparecer en hombres aunque el porcentaje de incidencia sea muy pequeño.

La sintomatología del cáncer de mama pasa por diferentes fases. Cuando se desarrolla la fase inicial de la enfermedad, o la llamada «preclínica», no se presenta ningún tipo de síntoma. Pero una vez finalizada, puede manifestarse de diferentes formas. La más frecuente es la presencia de un nódulo palpable, doloroso o no. Cuando el tumor crece, incluso puede manifestarse con irregularidades en el contorno de la mama, falta de movilidad de la misma, retracción en el pezón o alteraciones en la piel como enrojecimiento, piel de naranja o úlceras. Aunque es más raro, también se puede presentar secreción de líquido seroso o sanguinolento en el pezón. Si el tumor ya se encuentra en fase metastásica, pueden padecer otros síntomas de alerta como el dolor óseo.  El riesgo de padecer cáncer de mama a lo largo de la vida es del 14 %, por lo que una de cada siete mujeres la acabará desarrollando.

4. Cáncer de pulmón

Según las últimas cifras proporcionadas por la Asociación Española Contra el Cáncer, en este momento lo padecen 29.605 personas, siendo el tercer tumor más frecuente tanto en varones (con 21.578 casos), como en mujeres (7.971). Llama la atención esta última cifra, ya que el cáncer de pulmón pasó de ser el cuarto más diagnosticado en mujeres en el año 2015, al tercero con más incidencia en el 2020. La causa exacta se desconoce, pero probablemente sea por el aumento de consumo de tabaco entre la población femenina. Además, se trata del más letal, estimándose alrededor de 22.000 fallecimientos por esta causa el año pasado.

Bajo la denominación de «cáncer de pulmón» se engloban varias enfermedades con diferentes comportamientos y, por lo tanto, también tratamientos. Se puede originar en diferentes estructuras del árbol respiratorio como la tráquea, los bronquios, los bronquiolos o los alveolos.Los dos tipos principales son el de células pequeñas y el de no pequeñas, dependiendo de cómo estas se aprecian en el microscopio. El primero, también llamado cáncer microcítico, crece y se disemina con rapidez a otros órganos, mientras que el segundo -que es más frecuente representando alrededor del 85 % de los casos– se divide a su vez en tres tipos: el carcinoma epidermoide, adenocarcinoma y carcinomas de células grandes.

Fuente : La Voz de la Salud. Salud, nutrición y bienestar. Cuerpo y mente.

Artículos relacionados

Salud notifica cinco fallecidos más y un descenso de hospitalizados desde el martes

101 tv

El Instituto de Salud Carlos III obtiene la secuencia completa del genoma del virus de la viruela del mono

101 tv

Profesionales del Materno elaboran vídeos para mejorar el cuidado del paciente pediátrico en hemodiálisis

101 tv
X