20.2 C
Málaga
01/10/2022
101tv
Andalucía

La familia de Griñán presenta ante el Ministerio de Justicia la petición de indulto parcial para el expresidente

La mujer del expresidente de la Junta de Andalucía José Antonio Griñán, María Teresa Caravaca, y sus hijos, Manuel, Ana y Miguel Griñán Caravaca, han presentado este jueves, 1 de septiembre, ante el Ministerio de Justicia la petición de indulto parcial para el exdirigente socialista, condenado a seis años de prisión por prevaricación y malversación en el denominado ‘caso ERE’.

La propia familia de Griñán ha informado en un comunicado este jueves de que ha dado ya el primer paso para que el Gobierno se pronuncie sobre si concede o no el indulto parcial al expresidente andaluz.

Fuentes jurídicas consultadas por Europa Press han precisado que el Ministerio dirigido por Pilar Llop aún no ha recibido la petición, y que el trámite no se iniciará hasta que la sentencia del Tribunal Supremo esté redactada y se haga pública. Una vez eso suceda, el tribunal sentenciador deberá requerir informe a la Fiscalía para que luego el Ministerio de Justicia eleve el caso al Consejo de Ministros.

La mujer y los hijos de Griñán han alegado que esta solicitud de indulto se ampara «expresamente en razones de humanidad y equidad», y sostienen que, «desde el total respeto a las instituciones», existen «argumentos para su concesión».

La petición tiene lugar después de que el pasado 26 de julio el Tribunal Supremo confirmara la condena a los expresidentes de la Junta de Andalucía Manuel Chaves y José Antonio Griñán por el uso irregular de las subvenciones autonómicas para expedientes de regulación de empleo (ERE). El primero fue condenado a nueve años de inhabilitación por prevaricación, mientras que el segundo fue sentenciado a seis años de cárcel por prevaricación y malversación, lo que le sitúa ahora a un paso del ingreso en prisión.

No obstante, la petición de indulto se ha registrado antes de que se dé a conocer el contenido de la referida sentencia del Tribunal Supremo, que contó con el voto discrepante de dos de los cinco miembros del alto tribunal encargado de este fallo; en concreto, de las magistradas Ana Ferrer y Susana Polo.

POR «RAZONES DE HUMANIDAD Y EQUIDAD»

En su nota de prensa difundida este jueves, la mujer y los hijos del expresidente de la Junta apuntan que la solicitud del indulto parcial «es exclusivamente familiar y está alejada por completo de cualquier consideración política o jurídica relativa al fallo judicial, amparándose expresamente en razones de humanidad y equidad».

«Desde el total respeto a las instituciones, consideramos que existen argumentos para su concesión», defienden la mujer y los hijos de Griñán, para quienes «concurren en este caso circunstancias personales excepcionales que amparan la solicitud».

Así, subrayan que el también expresidente del PSOE y exministro en la etapa de Felipe González como presidente del Gobierno es «un ciudadano de 76 años de edad con una intachable trayectoria vital caracterizada por su lucha por la libertad y la democracia, la igualdad, el Estado del Bienestar, y por un profundo respeto a las instituciones del Estado, incluidos, por supuesto, los Tribunales de Justicia, sobre los que siempre ha mantenido un prudente silencio en contraste con la exacerbada exposición mediática sufrida durante estos últimos años».

Los familiares de Griñán destacan, asimismo, que el expresidente de la Junta, «tras más de cuarenta años consagrado al servicio público desde las más altas responsabilidades, jamás ha obtenido remuneración alguna distinta de su sueldo como funcionario, como acredita su patrimonio, que es público y conocido y ha sido objeto de investigación durante el caso, sin que en ningún momento se haya producido en absoluto enriquecimiento personal ni familiar».

Señalan igualmente «la manifiesta desproporción de la condena impuesta en comparación a la de otras personas que sí incrementaron su patrimonio en diferentes casos de similar repercusión».

La mujer y los hijos de Griñán ponen de relieve que han transcurrido ya «más de once años desde las primeras actuaciones en la instrucción del caso» de los ERE, en los que el expresidente y exconsejero andaluz de Hacienda «ha sufrido, y sigue sufriendo, el permanente deterioro psicológico y moral de ver su nombre expuesto a debate público, afectando ello a su intimidad, su honor, su imagen y a su presunción de inocencia, desembocando en la práctica en una reclusión en el entorno familiar para protegerse en este penoso trance vital, con unas graves consecuencias y limitaciones cotidianas especialmente dolorosas por su relevancia pública, que le dificultaron, y en gran parte impidieron, disfrutar de un modo de vida ordinario».

Por parte de la familia de Griñán se destaca también que, «tras once años de proceso, y aún a falta de conocer la sentencia definitiva, la condena a seis años de cárcel se ha producido por un resultado de tres votos a favor y dos en contra», así como que «el magistrado instructor del Tribunal Supremo –Alberto Jorge Barreiro– concluyó, en 2015, que no era procedente la imputación del delito de malversación de caudales públicos».

«Todo lo cual pone de manifiesto que no ha sido posible alcanzar una decisión más allá de toda duda razonable», sostiene la familia de Griñán, para la que «todas estas realidades, una vez que se corrobora que legalmente se cumplen los requisitos formales, son motivo suficiente para amparar una petición de indulto parcial referido a la pena privativa de libertad».

AGRADECIMIENTO AL APOYO AL INDULTO DE «NUMEROSAS PERSONAS»

Igualmente, la mujer y los hijos del expresidente andaluz aprovechan su comunicado para expresar su «gratitud hacia las numerosas personas que nos han querido acompañar con su expreso y voluntario apoyo en esta petición».

Personas –continúan en la nota de prensa– «de muy distintos pareceres e ideas, representativas de una enorme diversidad de ámbitos sociales, profesionales, empresariales, sindicales, culturales, académicos y deportivos, muchas de ellas de gran notoriedad, que cuentan con el reconocimiento público general».

«Queremos hacer llegar nuestro sincero y emocionado agradecimiento a todas ellas por su apoyo a la solicitud de indulto, tanto más valioso por cuanto se nos ha dado en un momento de tal crispación social en el que resulta absolutamente innecesario despolitizar lo que simplemente queremos que sea considerada como una petición justa y suficientemente razonada por los motivos anteriormente expuestos», concluyen en su nota de prensa María Teresa Caravaca de Juan, Manuel Griñán Caravaca, Ana Griñán Caravaca y Miguel Griñán Caravaca.

Entre quienes han anunciado públicamente en las últimas semanas su apoyo a esta petición de indulto figuran los expresidentes del Gobierno Felipe González, que nombró a Griñán ministro en 1992, y José Luis Rodríguez Zapatero, que le promovió como presidente del PSOE en 2012, así como el exvicepresidente del Gobierno y ex vicesecretario general del PSOE Alfonso Guerra.

También la senadora del PSOE y expresidenta de la Junta de Andalucía Susana Díaz anunció hace unos días que había sumado su firma a la de quienes apoyan esta petición de indulto para su antecesor al frente del Gobierno andaluz.

Sin embargo, el Código Ético del PSOE que rige desde 2014 señala en su artículo 8.1 que «los cargos públicos del PSOE se comprometen a no proponer ni apoyar el indulto de cargos públicos condenados por delitos ligados a corrupción, violencia de género, delitos de acoso o discriminación, contra la libertad e indemnidad sexuales, torturas o contra la integridad moral, así como la comisión de hechos constitutivos de delitos graves».

Otras noticias de interés

Detenida en Sevilla la actriz María León por agredir a un agente de la Policía Local

101 tv

101 TV, la nueva televisión de Andalucía

101 tv

Moreno acusa al Gobierno de «fraude de ley» para limitar la autonomía fiscal de Andalucía «por la puerta de atrás»

101 tv
X