26.5 C
Málaga
28/05/2022
101tv
Málaga

La Policía Local pone en marcha una unidad especializada contra el racismo, xenofobia y los discursos de odio

La Policía Local de Málaga pone en marcha una unidad especializada contra el racismo, la xenofobia y los discursos de odio. Además, a la creación de la unidad se suma un proyecto de formación y sensibilización para todos los miembros de la plantilla y el desarrollo de un protocolo de actuación policial.

Así, este martes ha tenido lugar una reunión en la Jefatura Central de la Policía Local de Málaga con motivo de la finalización del Proyecto Clara (Comunidades Locales de Aprendizaje contra el Racismo, la Xenofobia y los discursos de odio), a la que han acudido todos los miembros del Cuerpo que han participado en el mismo.

En el transcurso de la misma, el superintendente jefe José Fernando Cerezo ha hecho entrega de las certificaciones de asistencia y participación en el proyecto a cada uno de los participantes.

También se ha expuesto lo tratado en la conferencia final del proyecto que tuvo lugar en Madrid y cómo abordar los tres principales proyectos nacidos en la Comunidad Local de Aprendizaje (CLAP) de Málaga.

Se trata de un proyecto de formación y sensibilización a todos los miembros del Cuerpo para la identificación de las competencias profesionales requeridas para la atención de la problemática relativa a los incidentes y delitos de odio.

Además, la puesta en marcha de una unidad especializada para combatir este tipo de hechos, integrada en el subgrupo de Mediación, que pasará a llamarse Subgrupo de Mediación y Gestión de la Diversidad, partiendo con los seis componentes actuales, un Oficial y cinco policías locales, que sumarán estas tareas a las que ya tenían de Mediación.

Y también el desarrollo de un protocolo de actuación policial ante la presencia de determinadas manifestaciones racistas o xenófobas en la comunidad.

PROYECTO CLARA

El proyecto Clara, con una duración de unos dos años y medio, es coordinado por la Policía Municipal de Madrid y cofinanciado por el programa de Derecho Fundamentales de la Unión Europea, participando como socios, además de la Policía Local de Málaga, las de los municipios de Getafe, Fuenlabrada, Leganés, Pamplona y Elche, la Universidad de Salamanca, el Observatorio Español del Racismo y la Xenofobia (Oberaxe) y la cooperativa Dinamia. Además participa en el proyecto un socio de Reino Unido, la Bradford Hate Crime Alliance, con la que se han intercambiado experiencias y conocimiento.

El citado proyecto pretende mejorar las capacidades de las autoridades locales, su policía y las comunidades afectadas, para prevenir, identificar y luchar contra los incidentes racistas y xenófobos y en especial los discursos y delitos de odio, a través de un modelo de formación innovadora como son las CLAP, en las que policías locales y comunidades puedan intercambiar conocimientos y desarrollar estrategias comunes de convivencia pacífica.

Frente a la formación tradicional, basada en cursos, seminarios y lecciones magistrales, las CLAP ofrecen la ventaja de la multidisciplinariedad, el trabajo en grupo y el aprendizaje colectivo gracias a la interactuación entre distintos grupos de las policías locales con asociaciones y organizaciones locales especializadas y los colectivos y grupos de personas afectados por la discriminación, de forma directa y práctica, han indicado desde la Policía Local en un comunicado.

Tanto en Málaga como en el resto de ciudades participantes, en marzo de 2020 se constituyeron las CLAP (siete en total) que han trabajado durante más de dos años en sesiones para la formación e intercambio de experiencias. Las sesiones han contado con la participación de las policías locales o municipales, asociaciones, entidades y personas vinculadas con las principales problemáticas relacionadas con la lucha contra el racismo, la xenofobia y los discursos de odio de cada localidad.

Como un segundo eje de actuación, el proyecto Clara desarrollará un modelo de seguimiento y apoyo a las víctimas de delitos y/o discursos de odio y a las comunidades locales, que permita mejorar la acción policial comunitaria, desde un punto de vista preventivo y de mediación.

En relación con los grupos destinatarios, han precisado que son policías locales, municipales y de proximidad, con especial atención a unidades que trabajen de manera específica o transversal los incidentes racistas y xenófobos y el discurso de odio en el entorno local; así como autoridades públicas locales, servicios públicos locales de apoyo a las víctimas, especialmente los sociales, educativos y de salud; y asociaciones, ONG, grupos vecinales que trabajen en cada localidad en el fomento de la convivencia, la resolución y mediación en materia de conflictos, entre otros.

Artículos relacionados

El Ayuntamiento licita la segunda fase de la renovación de Granja Suárez, en Málaga capital

101 tv

El ‘doodle’ de Google recuerda a Chiquito de la Calzada en su 90 cumpleaños

101 tv

Juzgan a 13 acusados por una red de contratos de trabajo falsos para residencia y prestaciones

101 tv
X