25.9 C
Málaga
11/08/2022
101tv
Málaga

La Unidad de cuidados respiratorios de Carlos Haya atiende a más de 220 pacientes en su primer año

La Unidad de Cuidados Respiratorios Intermedios (UCRI) del Hospital Regional Universitario de Málaga ha atendido en su primer año de funcionamiento a más de 220 personas con insuficiencia respiratoria severa que no requirieron inicialmente ingreso en UCI o intubación, pero sí soporte respiratorio no invasivo y vigilancia estrecha. De estos, algo más del 20% fueron pacientes con COVID-19.

Ubicada en el Hospital General y perteneciente al servicio de Neumología, esta unidad nació para mejorar la asistencia a pacientes con insuficiencia respiratoria severa que necesitasen de la ayuda de un respirador, pero sin intubación.

Así, a lo largo de este año se ha atendido a pacientes con diversas enfermedades, como agudización severa de la EPOC, insuficiencia cardíaca severa, hipoventilación asociada a la obesidad o neumonías severas en una fase previa a la necesidad de intubación, entre otras patologías.

De igual modo, han señalado que aunque se ha atendido a pacientes desde entre 22 y 95 años, el paciente medio suele tener en torno a los 70 años y padecer varias patologías crónicas. La estancia media en esta unidad suele ser aproximadamente de una semana.

En los picos de la tercera y quinta ola de COVID-19, la UCRI se dedicó a pacientes con COVID-19 que padecían una neumonía bilateral y estaban en fracaso respiratorio severo, según han señalado desde la Junta en un comunicado.

Para el neumólogo Julio Torres, «haber contado con esta unidad en esos períodos ha sido muy importante, bien para poder prestar el soporte respiratorio necesario a aquellos pacientes que, por sus características, no eran susceptibles de ser intubados, o bien para poder evitar en algunos casos la intubación y el ingreso en UCI de otros pacientes».

«El COVID-19 puede ocasionar, en los casos más graves, neumonías bilaterales con insuficiencia respiratoria muy severa. En estos casos el ingreso en UCI y la ventilación mecánica invasiva, es decir, intubados, se ha considerado, sobre todo al inicio de la pandemia, el tratamiento de soporte respiratorio de elección, pero ha habido pacientes que por tener otras enfermedades ya evolucionadas no tenían indicación de intubación, pues ésta hubiera sido más perjudicial que beneficiosa», ha señalado.

En estos pacientes, ha continuado, «distintas modalidades de ventilación mecánica no invasiva pueden estar indicadas para tratar el fallo respiratorio. Además, en otros pacientes, puede evitar tener que llegar a la intubación».

Además de esta UCRI, en los meses más críticos de la pandemia de las tres primeras olas, la Dirección del Hospital Regional de Málaga montó una UCRI provisional en los quirófanos para poder proporcionar este soporte respiratorio no invasivo a los pacientes con Covid19 y afectación respiratoria severa que podían beneficiarse de este tipo de ventilación mecánica.

La UCRI consta de una parte diáfana con capacidad para cinco camas, junto a dos habitaciones individuales en régimen de aislamiento, separadas por un tabique acristalado para tener visión de las mismas desde el control. La UCRI se dotó de ventilación independiente de la red del hospital y de presión negativa, lo que ha posibilitado poder usarla para la atención de pacientes con COVID en los períodos referidos.

Otras noticias de interés

Muchas posibilidades que el terral llege el sábado a Málaga

101 tv

Más de 1.300 personas trabajarán en las atracciones e instalaciones del Cortijo de Torres

101 tv

Más de 1.300 personas trabajarán en atracciones e instalaciones del Real y en venta ambulante durante la Feria

101 tv
X