24.5 C
Málaga
24/05/2022
101tv
Salud

Los últimos estudios apuntan a que no harán falta más dosis de refuerzo en meses o incluso años

VACUNA .-  Los últimos estudios y revisiones de investigaciones sugieren una respuesta a la pregunta que muchos se hacen sobre las vacunas. ¿Cada cuánto será necesario vacunarse contra la covid-19?.

Para la mayor parte de la población puede no ser necesario en muchos meses o incluso años. No todos los estudios disponibles han medido el mismo tipo de inmunidad, pero coinciden en reflejar una respuesta duradera.

Mayor variedad de anticuerpos

Los anticuerpos son la medición más sencilla y habitual de la eficacia de una vacuna. Se había apuntado que incluso después de la tercera dosis, los niveles decaían a los cuatro meses. Pero es importante ver cómo las dosis de refuerzo han incrementado, además de su número durante un plazo limitado, también su variedad.

Los anticuerpos neutralizantes inducidos por una por las vacunas identifican unas partes determinadas de la proteína espiga del SARS-CoV-2, por eso las mutaciones en esta estructura clave, que permite al virus entrar en las células humanas, reduce la eficacia de estas defensas.

Sin embargo, un estudio aún no revisado ha venido a confirmar que las dosis de refuerzo amplían la variedad de anticuerpos generados, de manera que esta primera línea de defensa es capaz de identificar más partes de la proteína espiga. Así es mucho más difícil que las variantes del SARS-CoV-2 se escapen. De hecho los autores aseguran que se mejora la defensa frente a ómicron y creen que sucederá lo mismo con otras variantes por muchas mutaciones que acumulen.

Dos décadas de células T contra coronavirus

Y esta es sólo la primera línea de defensa que crean las vacunas. Si los anticuerpos sólo distinguen algunas partes de la proteína S para hacer diana en ellas, las células T son capaces de identificar aún más. Por eso mantienen más su eficacia aunque haya variantes con tantas mutaciones como sucede con ómicron. Contra esta variante, las células T han mantenido un 80% de su efectividad.

Además, estas defensas son mucho más duraderas, quizá permanezca de por vida. Se ha comprobado que personas que se infectaron con el SARS-CoV-1 en la epidemia de 2003 siguen teniendo sus células T preparadas para volver a combatir este coronavirus, casi 20 años después.

N.I

Artículos relacionados

Europa llega a los 85 casos de viruela del mono, según el ECDC

101 tv

Simón, sobre la viruela símica: «No es una enfermedad con transmisión importante, pero la precaución tiene que existir»

101 tv

¿Cómo cambia el cerebro durante el tratamiento de la depresión?

101 tv
X