6.7 C
Andalucía
01/12/2022
101tv
Nacional

Montero defiende el impuesto a las grandes fortunas en pro de «la gran mayoría del país» y más fondos para las pensiones

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, ha defendido este domingo el futuro nuevo impuesto sobre las grandes fortunas señalando la necesidad de cosechar recursos con los que «proteger a la gran mayoría del país», así como los nuevos impuestos temporales a las compañías energéticas y los bancos en paralelo a una bajada del IRPF a las rentas medias y bajas, replicando a las dudas del PP sobre la «sostenibilidad» del sistema de pensiones, que el Gobierno central va a inyectar «3.000 millones de euros en la hucha» de las mismas.

En un acto público celebrado por el PSOE en Bollullos Par del Condado (Huelva), Montero ha recordado que esta jornada se celebra el Día Nacional del Tercer Sector de Acción Social, una fecha conmemorativa promovida por el actual Gobierno del PSOE y Unidas Podemos en «reconocimiento a las entidades que trabajan para el bienestar de las personas», especialmente para aquellas que padecen alguna discapacidad o sufren una «mayor vulnerabilidad», con especial mención a la pobreza infantil.

Montero ha defendido, en ese sentido, la «apuesta» del Gobierno central por los «derechos sociales», destacando especialmente que el nuevo proyecto de nuevos Presupuestos Generales del Estado, aún pendiente de su trámite parlamentario, contempla unos 3.500 millones de euros para políticas de dependencia y protección social, un «150 por ciento más» que los 1.400 millones presupuestados por el PP en su último año de gobierno, según ha asegurado.

«SÁLVESE QUIEN PUEDA» CON EL PP

Y es que el PP, según ha asegurado, representa «el modelo de sociedad del sálvese quien pueda, donde sobre sólo puede sobrevivir el más fuerte, el darwismo social, fundamentado en el desarrollo de una élite económica a la que (los populares) protegen, ya sea la élite energética, de la banca o de las grandes empresas».

Frente a ello, según ha argumentado, el PSOE defiende que «no es posible evolucionar económicamente si no estamos todos incorporados al trabajo, al consumo o a la cadena de producción», entendiendo los poderes públicos como instrumentos de «ayuda a los que tienen menos posibilidades».

Precisamente por eso, ha analizado la ministra de Hacienda, el Gobierno central está «pidiendo mayor esfuerzo a aquellos que tienen más capacidad económica», en alusión al nuevo impuesto sobre las grandes fortunas, destinado a cosechar recursos con los que «proteger a la gran mayoría del país y a los más vulnerables».

IMPUESTOS A LAS ENERGÉTICAS Y LOS BANCOS

Del mismo modo, ha defendido los nuevos impuestos temporales a las compañías energéticas y los bancos que promueve el Ejecutivo central, conformado por el PSOE y Unidas Podemos, dados los «beneficios extraordinarios» de tales sectores y la necesidad de costear servicios públicos; en paralelo a una rebaja del impuesto del IRPF para rentas bajas y medias, aquellas que están por debajo de los 21.000 euros brutos anuales.

En ese marco, ha lamentado las declaraciones del líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, en las que reclamaba al presidente del Gobierno abandonar el «mensaje antiguo de ricos y pobres», porque a su juicio, tal extremo refleja que el dirigente popular «no es capaz de distinguir como vive una persona que apenas llega a fin de mes de cómo viven quienes disfrutan grandes de rentas y patrimonio».

En ese marco, Montero ha defendido los incrementos para las pensiones contributivas y para las pensiones mínimas que contemplan los nuevos PGE. «Claro que sí», ha enfatizado, defendiendo que «los mayores no pierdan un solo euro ante la subida de la inflación».

LAS PENSIONES

Ante el debate suscitado por Cs, aludiendo a una «brecha» entre la revalorización de las pensiones y los salarios de los jóvenes, Montero ha defendido que es «de justicia devolver (recursos) a aquellos que construyeron la democracia», señalando además el papel de ayuda económica que juegan «los abuelos» respecto a sus nietos.

Y mientras el PP defiende subir las pensiones de acuerdo con el Índice de Precios al Consumo (IPC) porque así se acordó en el Pacto de Toledo, pero avisa de que España tiene «un problema» con la sostenibilidad a medio y largo plazo que se debe analizar, Montero ha defendido que «por primera vez desde hace 13 años», el Gobierno central va a inyectar «3.000 millones de euros en la hucha de las pensiones», para contar con fondos para las mismas cuando las circunstancias económicas lleguen «mal dadas».

Otras noticias de interés

Lambán matiza ahora sus palabras sobre el liderazgo del PSOE con Fernández: «Pedro Sánchez cuenta con toda mi lealtad»

101 tv

Darias reafirma el compromiso de España a acabar con el VIH como problema de salud pública en el año 2030

101 tv

PSOE y Podemos no llegan a un acuerdo sobre menores trans aunque refrendan la Ley sin PP y Vox

101 tv