101 Andalucía
Málaga

Prisión para el conductor temerario que provocó un accidente en el Polígono Guadalhorce

Prisión para el conductor temerario que provocó un accidente en el Polígono Guadalhorce. Agentes del Grupo de Investigación de Accidentes y Atestados (GIAA) de la Policía Local de Málaga han culminado la investigación del accidente ocurrido en el polígono Guadalhorce en el que, entre otras víctimas, un menor de 13 años resultó herido leve, poniendo en conocimiento de la autoridad judicial el atestado en el que se le han leído los derechos como investigado no detenido a un conductor de 38 años de edad como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por conducir de forma temeraria un turismo con manifiesto desprecio a la vida de los demás y poniendo en concreto peligro la vida o integridad de las personas.

Esta misma mañana se ha celebrado juicio rápido a raíz del cual el conductor responsable ha sido condenado en conformidad a una pena de 18 meses de prisión y 4 años de privación del derecho a conducir, que tras la rebaja por conformidad se ha quedado en 12 meses de prisión y 32 meses de privación del derecho a conducir vehículos a motor o ciclomotores. Prisión para el conductor temerario que provocó un accidente en el Polígono Guadalhorce

Los hechos tuvieron lugar durante la noche del viernes 5 de enero. Los policías locales pudieron saber, en base a la investigación, que se había convocado a través de redes sociales una concentración de vehículos en la que algunos de los participantes efectuaron maniobras ilegales y competiciones, indagando a través de dichas redes y fuentes abiertas de Internet y localizando varios vídeos, además de acceder a imágenes de cámaras de seguridad, en los que se apreciaba cómo varios coches eran grabados conduciendo a gran velocidad por la carretera Azucarera-Intelhorce, siendo jaleados a su paso por numerosos espectadores a pie.

Instantes después, concretamente a las 23:55 horas, varios vehículos turismo que circulaban adecuadamente por dicha vía detuvieron su marcha en el cruce con calle Castelao, sentido avenida de Velázquez, con motivo de que el semáforo se encontraba en fase roja.

Segundos después, uno de los vehículos partícipes de las carreras ilegales, BMW 355, que circulaba por el carril izquierdo a una velocidad muy elevada, colisionó por alcance con un turismo Audi A3 detenido en la línea semafórica, desplazándolo hacia delante, quedando ambos vehículos muy afectados y dañados por la colisión. Tras ello, el vehículo causante también impactó con otro turismo, Seat Ibiza, que se encontraba detenido en el carril derecho, causándole daños en la parte lateral izquierda.

Prisión para el conductor temerario que provocó un accidente en el Polígono Guadalhorce

La primera unidad en desplazarse hasta el lugar fue una patrulla de policías locales de la Jefatura de Distrito Churriana, interesándose en primera instancia por el estado de las personas implicadas en el accidente, comprobando que en el vehículo Audi A3 circulaban tres ocupantes, sufriendo lesiones que resultaron finalmente ser leves tanto la copiloto como un menor de 13 años que viajaba en la parte trasera, para cuya asistencia los policías locales requirieron la presencia de una ambulancia del 061 que lo trasladó a un centro hospitalario para un examen más exhaustivo.

Por otro lado, en el BMW y en el Seat Ibiza viajaban dos personas en cada uno de ellos, resultando los cuatro ilesos, al igual que el conductor del Audi A3. Mientras los policías locales acotaban la zona y regulaban el tráfico, se personó una dotación del GIAA, cuyos agentes se hicieron cargo de la investigación, comprobando que no existía ningún tipo de huella de frenada previa a la colisión y llevando a cabo la preceptiva prueba de alcohol y drogas al conductor, obteniendo en ambas resultado negativo.

Con posterioridad, los policías locales procedieron a realizar un cálculo de velocidad aproximado del vehículo causante instantes antes de producirse el siniestro vial, estimando que podría circular a una velocidad cercana a los 152 kilómetros por hora, con lo que triplicaría la máxima permitida para la vía.

La conducción temeraria en el Código Penal

El artículo 380 del Código Penal recoge que “el que condujere un vehículo a motor o un ciclomotor con temeridad manifiesta y pusiere en concreto peligro la vida o la integridad de las personas será castigado con las penas de prisión de seis meses a dos años y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta seis años”.

En su apartado 2 viene a añadir que se reputará manifiestamente temeraria la conducción en la que concurrieren exceso de velocidad penal o conducción bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o de bebidas alcohólicas.

Por su parte, el artículo 381.1 agrava el tipo penal: “será castigado con las penas de prisión de dos a cinco años, multa de doce a veinticuatro meses y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores durante un período de seis a diez años el que, con manifiesto desprecio por la vida de los demás, realizare la conducta descrita en el artículo anterior”.

Concentraciones de vehículos

En el último año, la Policía Local de Málaga ha incrementado los seguimientos relacionados con las concentraciones de vehículos en las que se cometen infracciones de tráfico y excesos de velocidad, e incluso carreras o competiciones ilegales, siendo un Cuerpo muy proactivo a la hora de detectar, localizar y perseguir este tipo de concentraciones ilegales, si bien la peculiaridad de las mismas motiva que la llegada de las fuerzas y cuerpos de seguridad haga que los partícipes cesen su actividad y se marchen del lugar, resultando ciertamente complejo sorprender a los infractores in fraganti.

Por ello, al trabajo de campo que se realiza se suma la labor de agentes especializados en la investigación en redes sociales y fuentes abiertas de Internet del Grupo de Investigación y Protección (GIP) y, como en el caso que nos ocupa, del Grupo de Investigación de Accidentes y Atestados (GIAA), que, como en otras cuestiones como pueden ser la celebración de fiestas en locales sin autorización, rastrean las redes sociales para conocer si hay alguna convocatoria y preparar un dispositivo de prevención e intervención, teniendo localizados los puntos más habituales de concentración de vehículos y actuando con diligencia.

Del mismo modo, la labor posterior, una vez se llevan a cabo, de indagación en redes sociales y fuentes abiertas de Internet lleva a los agentes a captar material audiovisual a raíz del cual se persiguen y denuncian este tipo de infracciones y conductas delictivas.

Disminución de los siniestros con fallecidos en un 33% en 2023

De los 4.609 siniestros viales ocurridos el pasado año en la ciudad, el 37,8% lo fueron de daños materiales y el 59,7% con resultado de lesiones de baja lesividad, cifras totales similares a las del año 2022, con una leve reducción del 0,5 %.

En lo que respecta a los siniestros viales más graves, el pasado año hubo una reducción del 33% de personas fallecidas en la ciudad de Málaga, pasando de los nueve fallecidos de 2022 a seis en 2023, resultando una reducción acumulada del 45% en los dos últimos años, continuando por segundo año consecutivo una evolución descendente

Con esta reducción de la siniestralidad vial, la ciudad de Málaga afronta con optimismo el camino hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2020-2030, donde se establece como objetivo, una reducción de las personas fallecidas y heridas graves del 50% para 2030.

Como factores de riesgo destacan el exceso de velocidad y el consumo de alcohol y otras drogas, como demuestran las estadísticas de los últimos años ofrecidas por el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, que pusieron de manifiesto que en 2022 el 51,2% de los conductores fallecidos en accidentes de tráfico arrojaron resultados toxicológicos positivos a alcohol, drogas de abuso y psicofármacos, aisladamente o en combinación.

Es por ello que entre las prioridades de la Policía Local de Málaga se encuentra la lucha contra los tres factores señalados, incrementando los controles preventivos de alcohol y drogas, que se realizan a diario, así como mediante campañas específicas coincidentes con los grandes eventos y fechas señaladas de la ciudad, retirando de la circulación y sancionando en el pasado año 2023, tanto por la vía penal, como por la administrativa, a un total de 1.552 conductores que arrojaron un resultado positivo en alcoholemia superior a lo reglamentariamente permitido, lo que supone una reducción con respecto al año anterior del 6,5%, lo que denota que cada vez menos conductores conducen tras haber ingerido alcohol.

En cuanto al número de conductores interceptados por la Policía Local de Málaga tras haber incorporado algún tipo de sustancia prohibida al organismo, se elevaron a un total de 128, siendo las principales drogas detectadas el THC y la cocaína, por este orden.

El control de la velocidad también ha sido un factor determinante, y la Policía Local ha redoblado esfuerzos dirigidos a sorprender a aquellos conductores que circulaban a altas velocidades, siendo interceptados un total de 16 vehículos circulando a una velocidad superior en 60 km/h en vía urbana u 80 km/h en vía interurbana a la máxima permitida, llevando a sus conductores ante la autoridad judicial.

En la misma línea, el total de atestados instruidos por el Grupo de Investigación de Accidentes y Atestados, principalmente por delitos contra la seguridad vial y en menor medida por delitos de lesiones por imprudencia, se ha incrementado en un 6,5%, alcanzando un total de 1.042 Atestados.

Otras noticias de interés

El Unicaja se olvida rápido de la Copa ante el Bilbao Basket (101-84)

Pedro Jiménez

La primera final del Málaga

Pedro Jiménez

Arranca la II Copa Provincial de Petanca de la Diputación con 29 municipios de toda la provincia

101 tv