28.2 C
Málaga
24/09/2022
101tv
Comarca Antequera

El Ayuntamiento de Campillos da a conocer las conclusiones del estudio de olores realizado en el municipio

El alcalde de Campillos, Francisco Guerrero, y el concejal de Medio Ambiente, Diego Lozano, presentaron públicamente este martes las conclusiones del estudio dinámico de olores mediante herramientas de simulación y medidas olfatométricas que se llevó a cabo en la localidad a principios de verano. Junto a ellos participó en dicha presentación Javier Climent, CEO de la empresa Hydrens, encargada de realizar el estudio.

“El propósito de este estudio es el de encontrar soluciones a este problema que atañe a todo el municipio desde hace un tiempo. No queremos que se interprete esto como una búsqueda de culpables ni que suponga señalar a ninguna actividad determinada. El fin es disponer de datos contrastados de forma técnica y científica que faciliten la toma de decisiones objetivas para consensuar con todas las partes implicadas las medidas correctoras que nos ayuden a minimizar los malos olores. Hasta el momento, la predisposición de colaboración y búsqueda de soluciones de las partes afectadas ha sido muy buena”, explicó Diego Lozano.

Así las cosas, con la realización de dicho estudio se pretende ofrecer de forma transparente a la ciudadanía un primer diagnóstico basado en datos científicos del impacto de los olores causados por las diferentes actividades que se desarrollan en localizaciones más o menos cercanas al núcleo urbano de Campillos. Con tal fin se tomaron muestras en los enclaves o actividades identificadas como potenciales causantes de estos malos olores que con cierta periodicidad afectan al municipio y entre las que se encuentran las balsas de purines de granjas de porcino, la planta de biogás instalada hace unos años en la localidad, la estación municipal de tratamiento de aguas residuales, la fábrica destinada al proceso de fabricación de piensos ubicada en Campillos (Procavi) y los trabajos de fertilización del terreno mediante la aplicación de purines, digestato y fangos procedentes de estaciones de tratamiento de aguas residuales.

Las muestras tomadas en todos estos lugares, y aplicando las condiciones meteorológicas del municipio en el último año, han permitido analizar el impacto de olores en la localidad. Este análisis determina, tal y como explicó el representante de Hydrens, que en Campillos se superan de media las 5 unidades de olor en todo el pueblo y apunta la existencia de zonas críticas en las que «se superan de manera recurrente las 20 unidades de olor», según recoge literalmente el informe del estudio realizado.

Las conclusiones señalan como principales focos generadores de malos olores la planta de biogás y las granjas de ganado porcino. En lo referente a la planta se concluye que el hecho de que se encuentre localizada a más de cuatro kilómetros de distancia del casco urbano mengua considerablemente el impacto de los olores que genera, «por tanto, no existe evidencia suficiente para considerar dicha planta como un foco que pueda producir un impacto de olor sobre la población de forma recurrente», detalla el informe, que sí apunta como recomendación medidas encaminadas a reducir las emisiones, ya que en las inmediaciones se alcanzan «niveles muy elevados de concentración de olor».

En cuanto a las granjas porcinas, se apuntan las balsas de purines como principales generadoras de malos olores y se establece que las ubicadas a una distancia inferior a un kilómetro del pueblo, que son dos en total, sí tienen un impacto muy considerable. Así, se recomienda su traslado a zonas más alejadas de la población, algo que tanto el alcalde como el edil de Medio Ambiente informaron que se va a producir a corto plazo. Las que se encuentran a una distancia de entre uno y dos kilómetros se considera que pueden tener impacto sobre la población «cuando las condiciones meteorológicas sean desfavorables» y se sugiere la acción de «cubrir» las balsas de acumulación de purín fresco «mediante cubiertas específicas» y acompañarlas con un sistema de desodorización. Por último, el estudio califica como «muy poco probable» que puedan alcanzar la población las emisiones de las granjas localizadas a una distancia superior a dos kilómetros del núcleo urbano.

Otro de los aspectos conflictivos en el asunto de los malos olores en Campillos es la aplicación como fertilizantes del purín, del digestato que produce la planta de biogás y del fango procedente de estaciones de tratamiento de aguas residuales. Aquí los resultados concluyen que si se aplican a una distancia superior a dos kilómetros del pueblo, «difícilmente pueden producir un episodio de olor» sobre la población. En este apartado, además de la distancia, también se consideran relevantes y a tener muy en cuenta aspectos como la dirección del viento con respecto al pueblo y el foco, la velocidad del viento y las condiciones de radiación solar y estabilidad atmosférica. Así, se concluye que en situaciones de «cielo despejado, se produce suficiente capacidad de dispersión como para no generar problemas de olores». En cambio, en situaciones «con cielo nublado o durante las noches, resulta crítico que exista una mínima velocidad de viento para favorecer la dispersión» de los malos olores si se aplican el purín o el digestato como fertilizantes. Además, el estudio constata que la aplicación de fangos procedentes de las plantas de aguas residuales, siempre y cuando estén previamente estabilizados, generan muy poco impacto en cuanto a la emisión de olores.

También cabe reseñar que el impacto en cuanto a generación de olores de la fábrica de piensos (Procavi) y la depuradora municipal apenas tiene efecto sobre el casco urbano y, en consecuencia, sobre la ciudadanía.

El Ayuntamiento, una vez analizados los datos del estudio de olores, tiene la intención de poner en funcionamiento cuanto antes una serie de medidas correctivas y actuaciones para paliar esta situación. Por ello, a corto plazo se pretende realizar una reunión con la gerencia de la planta de biogás y representantes de agricultores y ganaderos de Campillos para trasladarles las conclusiones del informe y consensuar la búsqueda de soluciones que ayuden a minimizar el impacto de su actividad en la emisión de malos olores que afecten a la población. Para ello, y hasta que pueda aprobarse una ordenanza municipal, se va a emitir un bando municipal con las medidas adoptadas para reducir el impacto de malos olores en la población.

Otra medida que se adoptará de forma inmediata por parte del Consistorio será la de seguir profundizando en el estudio de olores, en especial en lo relacionado con la búsqueda de soluciones técnicas que reduzcan los olores, como son: colocación de filtros o toldos en los focos de emisión, comparación y duración de olores tras la aplicación de digestato o purines, o definir Mejores Técnicas Disponibles (MTD) en tareas de fertilización del campo, entre otras.

Por último, se va a reforzar la comunicación e información con la Junta de Andalucía, ya que esta administración es la competente en las tareas de otorgamiento de autorizaciones ambientales de estas actividades, así como responsable de la inspección y seguimiento del cumplimiento medioambiental de sus prácticas.

Otras noticias de interés

El PSOE respalda la petición de la alcaldesa de Archidona a la Diputación para hacer un nuevo sondeo ante la falta de agua

101 tv

Campillos celebrará el día de las aves el próximo domingo 2 de octubre

101 tv

La Feria del Queso de Teba cumplirá su 20 edición durante el primer fin de semana de octubre

101 tv
X