3.2 C
Andalucía
27/01/2023
101tv
Sevilla

El Ayuntamiento señaliza la Zona de Bajas Emisiones de Cartuja, que entra en vigor el 3 de enero Audio: Juan Carlos Cabrera, delegado de Movilidad

El Ayuntamiento de Sevilla ha iniciado los trabajos para la implantación de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) de Cartuja en su primera fase con la señalización de los puntos de acceso a las dos áreas delimitadas (Norte y Sur). Aunque entrará en vigor el 3 de enero de 2023, en los primeros meses primará la labor de concienciación e información sobre estos espacios donde se restringe la entrada a los vehículos más contaminantes, de manera que inicialmente el control por parte de la Policía Local será ordinario hasta que se instale el control electrónico (con cámaras) previsto y con presupuesto adjudicado. El proceso de implantación progresiva la ZBE de Cartuja coincide con la transitoriedad de adaptación que recoge el Real Decreto aprobado el pasado martes por el Gobierno.

Esta Zona de Bajas Emisiones (ZBE) trata reducir o disuadir del uso de vehículos contaminantes restringiendo el acceso a la misma, en cumplimiento de la Ley 7/2021 de Cambio Climático y Transición Energética, cuyo Real Decreto, en una disposición transitoria, establece un plazo de 18 meses para que los proyectos se adapten a este desarrollo completo de la normativa estatal, ha puntualizado el Consistorio en una nota de prensa.

«En esta primera fase de implantación se pondrá el acento en informar, concienciar y familiarizar sobre la Zona de Bajas Emisiones, cómo funciona y los objetivos medioambientales que persigue. A la vez, se ofrecerá tiempo suficiente para acreditar a aquellos vehículos que no cumplan los requerimientos ambientales y que necesiten autorización expresa para acceder a Cartuja, donde hay que recordar que existen 4.300 plazas de aparcamiento disuasorios y gratuitos a menos de seis minutos a pie y alternativas de transporte público con las líneas C1 y C2 de Tussam, a las que se añadirá próximamente la nueva Línea 2 Circular Exterior», ha explicado el delegado de Gobernación, Fiestas Mayores y Área Metropolitana, Juan Carlos Cabrera.

Esta primera fase define dos áreas específicas en Cartuja donde, con carácter general, podrán circular sin restricción alguna ni registro previo todos aquellos vehículos con distintivo ambiental B, C, Eco y Cero Emisiones, de acuerdo con la clasificación recogida en el Reglamento General de Vehículos. El resto, es decir, aquellos con la etiqueta A –coincide con vehículos de gasolina matriculados antes del año 2000 y diésel anteriores al año 2006– no podrán circular por la ZBE en el horario fijado y deberá hacer uso, por tanto, de los aparcamientos habilitados a la entrada de Cartuja, salvo una serie de excepciones que tratan de garantizar la actividad en el interior de Cartuja, el transporte público o los servicios de emergencias.

En concreto, se fijan dos áreas: Norte y Sur. La ZBE Cartuja Norte está conformada por las vías comprendidas en el interior del perímetro delimitado exteriormente por las calles Américo Vespucio desde la intersección con Leonardo Da Vinci, Juan Bautista Muñoz, José de Gálvez, Matemáticos Rey Pastor y Castro, Marie Curie, Avenida de Carlos III (excepto aparcamientos de la banda Oeste y su acceso por Hermanos d’Eluyar), ramal de incorporación SE-30 sentido Glorieta Olímpica y hasta intersección con Américo Vespucio. Mientras, la Zona de Bajas Emisiones de Cartuja Sur queda delimitada por las calles Marie Curie, Camino de los Descubrimientos, Francisco de Montesinos y Avenida de Carlos III (excepto aparcamientos de la banda Oeste y sus accesos).

Estas restricciones resultarán de aplicación, con carácter general, de lunes a viernes, no festivos, en horario de 7,00 a 19,00 horas. El horario, asimismo, pretende facilitar el acceso al recinto de los trabajadores con turno de noche, especialmente de los centros hospitalarios, cuando disminuye la oferta del transporte público, y también el desarrollo de las actividades culturales en el recinto.

No obstante, aunque no cuenten con los distintivos medioambientales B, C, Eco y Cero Emisiones, se excluye de la prohibición de circular a una serie de casuísticas que tratan de abarcar la amplia radiografía de actividades existentes en la Cartuja, y siempre teniendo en cuenta que las distintas bandas de aparcamiento en los accesos a Cartuja pueden absorber a los vehículos excluidos. Concretamente, las excepciones atañen a motocicletas, vehículos de mercancías, ambulancias, servicios funerarios y coches municipales, entre otros.

Los permisos de estos accesos excepcionales aprobados se obtendrán, preferentemente, por declaración responsable según el modelo aprobado por la Dirección General de Movilidad y publicado en la página web para su solicitud, correspondiendo su tramitación, de conformidad con lo previsto en la Ordenanza de Circulación de la Ciudad de Sevilla, al Distrito Triana, el tipo A y B, y al Servicio Administrativo de Tráfico y Transportes el resto.

«La implantación de la ZBE Cartuja se ha adaptado al Real Decreto aprobado hace solo unos días por el Estado. No hay marcha atrás en el objetivo final de tener una Cartuja libre de gases contaminantes, de acuerdo también con el proyecto medioambiental #eCity, una iniciativa de colaboración público-privada que transformará el PCT Cartuja en una isla descarbonizada, sostenible e innovadora en el horizonte del año 2025. Los objetivos finales de la ZBE son contribuir a la mejora de la calidad del aire y luchar contra el cambio climático, generando una ciudad más habitable y saludable. Somos de las pocas ciudades de España que ha cumplido con los plazos en cuanto a la delimitación de su zona de bajas emisiones», según ha abundado el delegado.

De acuerdo con los datos recogidos en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible Sevilla 2030, la Isla de la Cartuja atrae diariamente 27.887 viajes, a los que hay que agregar los viajes procedentes del área metropolitana. De ellos, 15.048 se llevan a cabo por motivos de trabajo, 6.711 por estudios, 3.821 por ocio, 1.013 viajes son por cuestiones relacionadas con la salud, 918 se hacen por motivos personales y 375 viajes diarios se realizan para llevar o recoger a alguien. En un día tipo laborable, son unos 11.576 vehículos, de los cuales 9.645 proceden del interior de Sevilla y los 1.931 restantes, del área metropolitana. En torno al 70-75% de los vehículos acceden en horario de mañana, y un 25-30% por la tarde. En Cartuja se citan diariamente alrededor de 24.000 trabajadores en horario laboral.

A las plazas de aparcamiento en el perímetro exterior de Cartuja y a las líneas de transporte público, hay que añadir la Cartuja cuenta con una amplia red de carriles bici segregados de más de nueve kilómetros, que recorren las principales arterias de la misma en dirección Norte-Sur y Este-Oeste y conectan con la red la ciudad a través de los puentes del Cachorro, pasarela de Cartuja, puente de la Barqueta y Puente del Alamillo, así como con el área Metropolitana del Aljarafe a través del Puente de la Señorita, y con 550 bicicleteros distribuidos de manera homogénea en el PCT.

Asimismo, y dentro del proyecto #eCity, se inauguró recientemente en el PCT Cartuja un hub multiservicio que alberga un espacio para el estacionamiento seguro de bicicletas y patinetes eléctricos privados, con taquillas para guardar el equipamiento de protección que llevan los usuarios de este tipo de vehículos, y espacios de libre acceso con taquillas y cargadores para móviles. Y, además, en la red de puntos de recarga de vehículos eléctricos que recientemente adjudicó el Ayuntamiento, Cartuja es un área preferente para su instalación. «En suma, nos hemos ido preparando en los últimos meses para la implantación de la ZBE de Cartuja», ha concluido el delegado.

Otras noticias de interés

Ocho detenidos por una organización criminal de explotación laboral de extrajeras en el campo

Sonia Balón

La Puebla de los Infantes presenta ‘Lee poesía, vive la belleza’ para «incentivar» la lectura de poemas

Sonia Balón

Facua avisa que la incidencia de la catenaria «devalúa más la calidad de Renfe» y reclama «evaluar» el servicio

Sonia Balón