2.7 C
Andalucía
09/02/2023
101tv
Sevilla

El Ministerio zanja que compete a la Junta las «actuaciones» pedidas por los afectados por los hedores de Coria

El Ministerio de Sanidad ha inadmitido una petición de los vecinos de la barriada Guadalquivir de Coria del Río (Sevilla) afectados por un prolongado episodio de contaminación y hedores, en demanda de «diversas actuaciones» relacionadas con la afección de los «elementos tóxicos» detectados en la zona; considerando que la «competencia» para acometer tales actuaciones «corresponde a la Consejería de Salud y Consumo» de la Junta de Andalucía.

Así figura en una orden emitida recientemente por la Subsecretaría de Sanidad de la Administración central. En dicho documento recogido por Europa Press, tal departamento da cuenta de que el colectivo de vecinos había pedido al Ministerio «diversas actuaciones relacionadas con la contaminación por elementos tóxicos sufrida en la barriada Guadalquivir y la investigación de la posible afección a la salud» de los residentes de dicha zona de Coria del Río.

Pero merced al contenido de un informe emitido el pasado 10 de noviembre por la Dirección General de Salud Pública del Ministerio, el mismo aprecia «la concurrencia de causa de inadmisión por razón de competencia», considerando que la «competencia» para tales actuaciones solicitadas «corresponde a la Consejería de Salud y Consumo» de la Junta de Andalucía. De tal modo, el Ministerio inadmite la petición de actuaciones, acordando remitir la solicitud a la Administración andaluza.

LOS INFORMES PENDIENTES

Meses atrás, recordémoslo, la Dirección Gerencia del hospital Virgen del Rocío exponía que la «dificultad» de acceder a los informes de las pruebas de sangre y orina practicadas a seis de estos vecinos, afectados por el prolongado episodio de contaminación derivado de un vertido de hidrocarburos de la gasolinera de Zamarrilla Inversiones S.L. enclavada en dicha zona, radica en que el asunto «está judicializado», defendiendo que el centro ha solicitado tales resultados «en numerosas ocasiones» al Instituto de Toxicología.

«La dificultad radica en que el proceso está judicializado», esgrimía el director gerente del hospital, detallando que las peticiones de los citados informes han tenido que ser dirigidas al Juzgado número tres de Coria del Río, encargado de la vertiente penal del asunto, solicitando detalles sobre «cuál ha de ser el procedimiento y especificaciones para poder realizar determinaciones de tóxicos a los pacientes que lo necesitan».

Y es que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número tres de Coria indaga un presunto delito contra el medio ambiente y los recursos naturales con afección grave a la salud de las personas, a cuenta de la citada fuga de hidrocarburos en la gasolinera cercana a las viviendas de los afectados.

EL ORIGEN DE LAS «FUGAS»

Recordemos que cuando el pasado 16 de octubre de 2020 prestaron
declaración como investigados los administradores y el gerente de la gasolinera, los mismos habrían negado que la instalación, gestionada por Zamarrilla Inversiones S.L., sufriese «fugas» en sus depósitos de combustible o cualquier «vertido» de sustancias contaminantes, alegando que en 2019 fue implantado en el recinto un sistema de prevención de filtraciones desde los depósitos al subsuelo. Además, habrían expuesto que el recinto cuenta con una «barrera hidráulica».

Así, los tres investigados habrían negado ante el juzgado que los episodios de contaminación y hedores investigados por el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil a instancias de la Fiscalía, a raíz de la denuncia interpuesta por residentes de la barriada Guadalquivir, deriven de la actividad de la gasolinera, aludiendo a una «contaminación histórica» en la zona, cuyo origen estaría pendiente de esclarecer aún, según su tesis.

En las actuaciones realizadas, en cualquier caso, se ha detectado, tras mediciones realizadas en el interior de varios domicilios de la citada barriada, la presencia de compuestos orgánicos volátiles (COV) derivados de hidrocarburos, así como Sulfato de Dimetilo, muy tóxico por inhalación, según la Guardia Civil. Los agentes del Seprona detectaron igualmente, en las proximidades de la gasolinera intervenida la presencia de un vertido de hidrocarburos.

ESCAPES O VERTIDOS

Según los técnicos, como consecuencia de los escapes o vertidos contaminantes de hidrocarburos tipo gasolina, gasoil y aceites minerales, se ha producido un daño sustancial a la calidad del suelo en el entorno de la gasolinera.

Dicha contaminación «ha dado lugar a un daño sustancial a la calidad de las aguas subterráneas y, por los flujos de descarga de los acuíferos y su cercanía al cauce, se produce una situación de grave perjuicio para el sistema natural del estuario del Guadalquivir, así como un riesgo importante de grave perjuicio a la salud de las personas» de la zona.

Para confirmar tal extremo, la Guardia Civil inspeccionó la gasolinera junto con inspectores del Servicio de Industria y Energía de la Junta de Andalucía, tanto física como documentalmente, comprobándose que existían anomalías en forma de fuga en el depósito de gasolina SP/95, según el Instituto Armado.

Otras noticias de interés

Fomento, sobre la conexión Sevilla-Málaga: «A todos nos duele que haya cerca de 300 millones enterrados»

101 tv

Andalucía atendió a más de 20.000 refugiados en los últimos diez años, más de la mitad en Málaga y Sevilla

101 tv

Ocho detenidos por una organización criminal de explotación laboral de extrajeras en el campo

Sonia Balón