26.5 C
Málaga
28/05/2022
101tv
Málaga Semana Santa Málaga

El Triángulo de las Bermudas procesional

¿Saben ustedes que el autor de la magnífica talla de Dolores del Puente es de Cieza? ¿Saben ustedes que la nueva mesa y varales del trono procesional de María Santísima de los Dolores de la Expiración han sido realizados en Cartagena? ¿Saben ustedes que Málaga, hoy en día, puede seguir rezando cada Jueves Santo a la Esperanza gracias a que el abuelo de un sacerdote ciezano salvó el busto de la devotísima imagen en los acontecimientos bélicos del 36? ¿Saben ustedes que el autor del Resucitado, José Capuz, tiene como recordatorio de su fallecimiento una fotografía de la Virgen de la Piedad que realizó para Cieza en 1943?

Saben, saben, saben; ¿Saben? No somos tan distintos, no somos islas en la inmensidad del mapa geográfico español. Tenemos mucho en común; somos de Andalucía y Murcia, pero tenemos unas raíces que dan lugar al mismo árbol. Tres Semanas Santas, dos internacionales y una nacional, que confluyen en muchos aspectos y, pese a la distancia en kilómetros que las separan, nos unen muchos elementos que nos pueden servir, perfectamente, como nexo de unión. Somos como tres afluentes que vienen a desembocar en el Mediterráneo; tres Semanas Santas que convergen en un mismo punto llamado religiosidad popular. Compartimos escultores, compartimos música y compartimos una forma de llevar las imágenes que nos distingue del resto. Somos el Triángulo de las Bermudas procesional del Mediterráneo. Acudo al magnífico título de Charles Berlitz para llamar la atención de ustedes, queridos y curiosos lectores que pasan por aquí para que un ciezano les diga que los cimientos de su Semana Santa son también los cimientos de la Semana Santa de Cartagena y Cieza. Veamos algunos datos curiosos que nos permiten cogernos de la mano, pese a la distancia geográfica: Fue durante la década de los setenta – ochenta del S.XIX cuando Málaga y Cieza abandonan una forma de andar arcaica, a carrerillas, como ustedes bien saben, para, debido a la nueva concepción de los tronos, más amplios y barrocos que las simples parihuelas, comenzar a andar con el redoble con la izquierda y marcando el paso al ritmo acompasado de la percusión, nada de doble redoble, el redoble de toda la vida de Dios como único elemento, necesario, para imprimir a nuestros grupos procesionales una cadencia que solo en nuestras Semanas Santas podrán encontrar quienes nos visiten. Un paso que en Málaga y Cartagena es más marcial, indudablemente debido a la relación de estas ciudades mediterráneas con las fuerzas armadas; Cartagena es sede del Tercio de Levante de Infantería de Marina y de la Escuela de Infantería de Marina «General Albacete y Fuster», mientras que la Semana Santa de Málaga, desde la dictadura franquista está, incontestablemente, ligada a la figura de la Legión y la Guardia Civil, entre otros cuerpos del ejército, no olvidemos el apoyo que la Familia Franco y Millán Astray ofrecieron a la Hermandad del Cristo de los Mutilados. Sin embargo, Cieza, por evolución y necesidad de incluir bajo las varas del trono más gente, da un paso más corto, hace de la cadencia un compás perfectamente estructurado que balancea el trono, dulcemente, como una cuna, de izquierda a derecha y de derecha a izquierda. Por supuesto, esta forma de llevar el paso hace necesaria la presencia de un tambor que marque el compás de los hombres de trono, lo que, evidentemente, ha conducido a la preponderancia de las bandas de música como estilo para acompañar tanto a imágenes de la Virgen María como grandes grupos escultóricos, algo que, en Málaga, generalmente pasa de forma asidua; tan solo hace falta echar la mirada atrás para ver al Rico, Nazareno del Paso o Sentencia con banda de música tras ellos, a diferencia de otras Semanas Santas andaluzas que no conciben un paso de misterio si no es con agrupación musical. A lo señalado anteriormente, se le suma un repertorio donde, en pequeñas dosis, compositores murcianos han nutrido con su música algunos repertorios malagueños. En su memoria quedan marchas como ‘’Jerusalén’’ o ‘’El Evangelista’’ del compositor de Calasparra (Murcia), José Vélez, además de todo un clásico de la Banda de Música Santa Cecilia de Sorbas que, madrugada sí, madrugada también, interpretaba tras el Nazareno del Paso, ‘’Semana Santa Ciezana’’ del músico militar de Cieza (Murcia), José Gómez Villa. De igual manera, la música del recordado, Eloy García, es una habitual en la Semana Santa de Cieza y Cartagena, sobre todo su composición ‘’Alma de la Trinidad’’ y piezas como ‘’Santo Traslado’’ o ‘’Jesús Cautivo’’ de Miguel Pérez no faltan en los repertorios musicales. Especial mención a José Antonio Molero Luque que, en 2008, compone ‘’Virgen de la Piedad’’ para la Cofradía del Santísimo Cristo de la Agonía de Cieza, consolidándose como un referente en la música procesional ciezana y convirtiendo, tanto la pieza citada como ‘’Pasa la Soledad’’, en parte del imaginario colectivo de los cofrades ciezanos. Como punto final señalar el continuo trasvase artístico que en la actualidad se está produciendo entre Málaga, Cartagena y Cieza; de Málaga llegó a Cartagena en 2019 una Mujer Verónica de Ruiz Montes para el retablo mayor de la Cofradía Marraja, mientras que en los últimos años las piezas de bordado de Felicitación Gaviero han ampliado el conjunto textil de la Semana Santa de Cieza con hasta dos estandartes, uno para el Cristo del Consuelo, nuestro Cautivo, en cuanto a devoción y tirón popular, y otro para el Cristo de la Agonía, quizás, junto al Crucificado de la Expiración de Benlliure, el mejor crucificado del S. XX. Además, Capuz está de manera, digamos clave, en las tres Semanas Santas a través de sus representaciones de Resucitado y Piedad, entre otras, mientras que Benlliure solo aparece en escena en Málaga y Cartagena. Así mismo, Palma Burgos es también nexo de conexión entre Málaga y Cieza a través de su talla de San Pedro Apóstol y trabajos en tronos y capillas de diversas cofradías. Por otro lado, destacar la presencia de los tradicionales tronos de carrete malagueños en Cieza. Evolucionando de la mano del Maestro Carrillo hasta dar origen al trono de salón ciezano, una evolución de sus tronos de carrete, pero con mayor profusión de talla y dorado. Como ven, hay mucho en común en el Triángulo de las Bermudas del Mediterráneo. Tres Semanas Santas separadas por muchos kilómetros, divididas en dos comunidades autónomas, pero que tienen en común mucho más que su pasión y devoción por la religiosidad popular.

Por último, les dejo unos enlaces por si quieren conocer más, y mejor, la Semana Santa de Cieza, quizás de esta manera comprendan mejor de lo que les hablo.

JOSÉ MARÍA CÁMARA SALMERÓN

https://www.youtube.com/watch?v=ExbFNQmLFVw&t=967s

https://www.youtube.com/watch?v=gqwvnemvBrE&t=2431s

Artículos relacionados

El Ayuntamiento licita la segunda fase de la renovación de Granja Suárez, en Málaga capital

101 tv

El ‘doodle’ de Google recuerda a Chiquito de la Calzada en su 90 cumpleaños

101 tv

Juzgan a 13 acusados por una red de contratos de trabajo falsos para residencia y prestaciones

101 tv
X