9.7 C
Andalucía
09/12/2022
101tv
Nacional

Museos «en alerta» por el «vandalismo» de activistas ambientales con los ataques al patrimonio artístico

Museos españoles están «en alerta» por los ataques de activistas ecologistas contra obras de patrimonio artístico en pinacotecas de Londres o Berlín, acciones que consideran que «no tienen sentido» y con las que solo se busca «publicidad».

El jefe del Departamento de Conservación-Restauración del Museo Reina Sofía, Jorge García Gómez-Tejedor, ha reconocido en declaraciones a Europa Press que en la pinacoteca están «más pendientes» de este tipo de ataques porque tienen «obras emblemáticas que pueden ser mas susceptibles de una acción de vandalismo».

No obstante, ha asegurado que por el momento no han aumentado la seguridad, aunque sí se «observa más al público». Asimismo, ha avisado de que valorarán «otras medidas según la evolución» de estas acciones y ha incidido en que se centran en tener preparadas «respuestas rápidas» ante estos u otros tipos de incidentes.

«Estamos intentando estar más alerta y más pendientes, y que en caso de que suceda esto las personas implicadas no se vayan así como así. Estamos hablando patrimonio artístico», ha subrayado, para añadir que «no tiene sentido lo que está ocurriendo».

Las obras del Reina Sofía están ya protegidas según su vulnerabilidad de conservación. Las más delicadas están protegidas por algún tipo de cristal o vitrinas climáticas, mientras otras con menor vulnerabilidad tienen marcada una distancia de seguridad.

Además, las obras de formatos más grandes y no tan delicadas «no tienen protección de ningún tipo para que se puedan contemplar bien», si bien cuando se consideran de «cierta vulnerabilidad», también tienen marcada una distancia de seguridad.

La vigilancia también forma parte del protocolo de seguridad de las obras, por lo que cuando una pieza es «muy sensible» se aumenta el número de vigilantes. Además, al interior de la pinacoteca no se permite la entrada de «líquidos o materiales dañinos».

«Lo que no hacemos es blindar todas las obras por un posible vandalismo (…), hay que tener en cuenta que el público entra a disfrutar de la exhibición», ha aclarado Gómez. En caso de cualquier tipo de incidente, el Reina Sofía tiene un protocolo de tres fases para responder «lo antes posible».

EL PRADO INTENSIFICA LA VIGILANCIA

Por su parte, el director del Museo del Padro, Miguel Falomir, ya admitió la semana pasada, tras el ataque con sopa de tomate de dos activistas al cuadro ‘Los Girasoles’ de Vicent Van Gogh, exhibido en la National Gallery de Londres, que la pinacoteca está «ojo avizor» y ha «intensificado» la vigilancia.

«No es la primera acción de este tipo que se ha cometido en las últimas semanas y no sé si vale la pena mucho hablar de esto, porque en el fondo es lo que pretenden, esta publicidad», lamentó, para agregar que «hay formas bastante más inteligentes para defender nobles causas y haciendo las cosas de esta manera se consigue justo lo contrario».

MUSEOS MALAGUEÑOS

Por su parte, desde el Museo Picasso Málaga (MPM) han indicado que todas las obras expuestas «están adecuadamente protegidas y tuteladas «por sus diversos departamentos», mientras desde la Agencia Pública para la Gestión de la Casa Natal de Pablo Ruiz Picasso y otros Equipamientos Museísticos y Culturales han apostado por «tomar medidas» para intentar evitar que ocurran ataques que afecten a las obras.

Por ello, en el Centre Pompidou Málaga, en la Colección del Museo Ruso de San Petersburgo y el Museo Casa Natal Picasso «se van a implantar más medidas» de seguridad y, además «se está dando formación a los equipos de los tres centros».

MUSEO DE CERA

El último de los ataques en museos se ha producido este lunes, 24 de octubre, en el Madame Tussauds de Londres, donde activistas del grupo ambiental Just Stop Oil –autores del ataque al Van Gogh– han arrojado tartas a la figura de cera del rey Carlos III.

El Museo de Cera de Madrid han señalado, en declaraciones a Europa Press, que esperan que estos «actos vandálicos» no se produzcan en los espacios de la capital, y han indicado que si ven «actitudes fuera de tono» tendrán que «tomar mayores medidas de seguridad». Por el momento, no lo ven necesario.

«Apelamos al sentido común y la responsabilidad», han clamado desde el museo, que tiene personal de vigilancia y de mantenimiento, para actuar en caso de cualquier figura se dañe, y prohíbe la entrada de líquidos y alimentos. Sin embargo, no tiene otras medidas de seguridad como distancia, cristales o vitrinas, ya que estas paliarían la «cercanía» del público con la exposición. «Queremos proteger nuestro producto pero que el público se sienta cerca y aprecie el trabajo», han sentenciado.

Otras noticias de interés

Los pensionistas rechazan el plan de Escrivá de subir el periodo de cálculo y piden devolverlo a 15 años

101 tv

El Código Penal incluirá un delito de enriquecimiento ilícito con penas de cárcel para cargos públicos

101 tv

La Junta percibe la reforma de la malversación como «hoja de ruta» de Sánchez «para seguir en el Gobierno»

101 tv