20.5 C
Málaga
19/05/2022
101tv
Nacional

Sánchez afirma que nadie sabe cuánto durará la guerra de Putin

El presidente del Gobierno Pedro Sánchez ha advertido este domingo de las consecuencias económicas que va a provocar la guerra en Ucrania derivada por la invasión rusa justo cuando la sociedad europea comenzaba a recomponerse de los efectos del coronavirus. No obstante y aunque ha declarado que «nadie sabe lo que va a durar la guerra de Putin», se ha comprometido a no frenar las reformas que España debe acometer en estos años para recibir los fondos europeos. «Vamos a seguir intentando estar a la altura», ha expresado el también secretario general del PSOE, que ha celebrado un Comité Federal en Ferraz en el que Sánchez ha ondeado la bandera del ‘no a la guerra’, en mitad de las divergencias en Unidas Podemos al respecto del envío de armas, asunto que el presidente no ha mentado.

«Las guerras», ha planteado el presidente, «tienen efectos a miles de kilómetros y esta ha llegado cuando la sociedad europea empezaba a recobrar su vida y su economía». En este sentido, Sánchez ha explicado que el conflicto, que lleva activo 12 días, «distraerá muchos esfuerzos políticos y económicos» que hasta ahora estaban centrados en la recuperación tras el ‘shock’ que supuso la pandemia y, a juicio del socialista, ese coste «lo hemos de afrontar entre todos».

Eso sí, pese a ese mensaje, Sánchez también ha querido trasladar que la guerra no paralizará las reformas pendientes, ni en España ni en Europa. «No va a detener nuestro rumbo», ha añadido antes de contar que la «mirada» del Gobierno está en conseguir «trabajos y salarios dignos y una democracia limpia de todos sus males». «España necesita un Gobierno estable que continúe con las reformas y tenemos que contárselo a la ciudadanía, en cada pueblo, en cada empresa, en cada territorio», ha dicho emplazando los suyos a defender el mensaje de los socialistas, toda vez que en unos meses el partido se la juega en las elecciones municipales y autonómicas de mayo del 2023.

En su intervención, Sánchez mentó el plan de choque contra los efectos de la guerra que presentó el pasado miércoles en el Congreso. Entre otras medidas, destaca el Pacto de Rentas, con el que el presidente quiere rebajar el impacto de la inflación, que este febrero se ha situado en más del 7%. Para ello, ha citado este lunes en Moncloa a sindicatos y patronal, con el que empezará a conversar al respecto. Y es que, el presidente ha presumido de los 13 acuerdos que han suscrito esta legislatura los agentes sociales.

Entre otros, Sánchez ha recordado el de la reforma laboral. «Esta semana baja el paro en más de 11.000 personas y el 22% de los nuevos contratos son indefinidos, la mayor cifra de la serie histórica. Hoy hay casi 500.000 mujeres más trabajando que hace un año y 225.000 jóvenes más con empleo», ha citado. Con todo, Sánchez ha lanzado un mensaje optimista de la situación del Ejecutivo pese a que “salir de la crisis de la guerra no será fácil”. “Pandemias, calamidades y una guerra… y ahí sigue adelante España”, ha lanzado.

El Comité Federal del PSOE, que ha sido monográfico acerca de la situación en Ucrania, ha llegado en una semana en la que han aflorado diferencias en el socio minoritario de la coalición, Unidas Podemos. Y es que, en un primer momento, España no iba a enviar armas de forma bilateral a Ucrania, una postura que Sánchez rectifico, partiendo en dos a los ‘morados’, que se han dividido entre partidarios de este envío -entre otros, Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda; Alberto Garzón, ministro de Consumo y líder de IU; o Joan Subirats, responsable de Universidades y representante de los ‘comunes’- y los contrarios, entre los que destacan las ministras de Asuntos Sociales e Igualdad, Ione Belarra e Irene Montero. Es más, Belarra ha lanzado una alianza con otros líderes de izquierdas europeos para pedir más diálogo.

En este sentido, Sánchez ha asegurado que «no ha faltado diplomacia», sino que «ha sobrado agresión», recordando que «la agresión salvaje vino de [Vladimir] Putin», y ha situado a España «en el lado correcto de la historia, que es condenar la guerra y estar junto al pueblo». Con alusiones a los ‘morados’, pero sin citarles, ha recordado que Putin, en mitad de las conversaciones diplomáticas, estuvo preparando en paralelo el ataque. Aunque ha dicho que «nadie sabe cuándo acabará la guerra de Putin», sí ha aclarado que no finalizará «hasta que Putin salga de Ucrania y se recupere la diplomacia».

Así, ante el «desafío» del dirigente ruso -contra el que Europa ha activado sanciones económicas nunca antes vistas- ha asegurado que la UE deberá «avanzar» en reformas, como las del Pacto de Migración y Asilo, con la vista puesta en la acogida de refugiados ucranianos en la que España tendrá protagonismo; y la del mercado energético, para que el 40% del gas que consume Europa deje de provenir de Rusia. «Debemos redoblar la apuesta por una agenda verde», ha lanzado.

Fuente: 2

Artículos relacionados

El precio de la luz vuelve a caer este jueves y se sitúa en 191,08 euros/MWh

101 tv

Madrid investiga 23 casos de viruela del mono y teme que la cifra vaya en aumento

101 tv

Un total de 79.885 niños han nacido en España en el primer trimestre de 2022, 2.676 más que en el mismo periodo de 2021

101 tv
X