14.7 C
Andalucía
01/02/2023
101tv
Sevilla

En vigor este martes la Zona de Bajas Emisiones de Cartuja comenzando con una fase inicial de información

Este martes entra en vigor la primera fase de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) habilitada por el Ayuntamiento de Sevilla en la Cartuja, para la cual los primeros meses primará la labor de concienciación e información sobre estos espacios donde se restringe la entrada a los vehículos más contaminantes.

Inicialmente, el control por parte de la Policía Local será ordinario hasta que se instale el control electrónico previsto con cámaras.

Esta Zona de Bajas Emisiones (ZBE) trata reducir o disuadir del uso de vehículos contaminantes restringiendo el acceso a la misma, en cumplimiento de la Ley 7/2021 de Cambio Climático y Transición Energética, cuyo Real Decreto, en una disposición transitoria, establece un plazo de 18 meses para que los proyectos se adapten a este desarrollo completo de la normativa estatal.

«En esta primera fase de implantación se pondrá el acento en informar, concienciar y familiarizar sobre la Zona de Bajas Emisiones, cómo funciona y los objetivos medioambientales que persigue. A la vez, se ofrecerá tiempo suficiente para acreditar a aquellos vehículos que no cumplan los requerimientos ambientales y que necesiten autorización expresa para acceder a Cartuja, donde hay que recordar que existen 4.300 plazas de aparcamiento disuasorios y gratuitos a menos de seis minutos a pie y alternativas de transporte público con las líneas C1 y C2 de Tussam, a las que se añadirá próximamente la nueva Línea 2 Circular Exterior», ha explicado el concejal de Gobernación, Fiestas Mayores y Área Metropolitana, Juan Carlos Cabrera.

Esta primera fase define dos áreas específicas en Cartuja donde no estará permitido circular con vehículos de gasolina matriculados antes del año 2000 y diésel anteriores al año 2006 en el horario estipulado, salvo una serie de excepciones que tratan de garantizar la actividad en el interior de Cartuja, el transporte público o los servicios de emergencias.

En concreto, se fijan dos áreas: Norte y Sur. La ZBE Cartuja Norte está conformada por las vías comprendidas en el interior del perímetro delimitado exteriormente por las calles Américo Vespucio desde la intersección con Leonardo Da Vinci, Juan Bautista Muñoz, José de Gálvez, Matemáticos Rey Pastor y Castro, Marie Curie, Avenida de Carlos III (excepto aparcamientos de la banda Oeste y su acceso por Hermanos d’Eluyar), ramal de incorporación SE-30 sentido Glorieta Olímpica y hasta intersección con Américo Vespucio. Mientras, la Zona de Bajas Emisiones de Cartuja Sur queda delimitada por las calles Marie Curie, Camino de los Descubrimientos, Francisco de Montesinos y Avenida de Carlos III (excepto aparcamientos de la banda Oeste y sus accesos).

Estas restricciones resultarán de aplicación, con carácter general, de lunes a viernes, no festivos, en horario de 7,00 a 19,00 horas. El horario, asimismo, pretende facilitar el acceso al recinto de los trabajadores con turno de noche, especialmente de los centros hospitalarios, cuando disminuye la oferta del transporte público, y también el desarrollo de las actividades culturales en el recinto.

No obstante, aunque no cuenten con los distintivos medioambientales B, C, Eco y Cero Emisiones, se excluye de la prohibición de circular a una serie de casuísticas que tratan de abarcar la amplia radiografía de actividades existentes en la Cartuja, y siempre teniendo en cuenta que las distintas bandas de aparcamiento en los accesos a Cartuja pueden absorber a los vehículos excluidos. Concretamente, las excepciones atañen a motocicletas, vehículos de mercancías, ambulancias, servicios funerarios y coches municipales, entre otros.

Otras noticias de interés

Ocho detenidos por una organización criminal de explotación laboral de extrajeras en el campo

Sonia Balón

La Puebla de los Infantes presenta ‘Lee poesía, vive la belleza’ para «incentivar» la lectura de poemas

Sonia Balón

Facua avisa que la incidencia de la catenaria «devalúa más la calidad de Renfe» y reclama «evaluar» el servicio

Sonia Balón