9.7 C
Andalucía
10/12/2022
101tv
Unicaja Baloncesto

Los triples condenan al Unicaja en la visita del Real Madrid (71-76)

El nefasto porcentaje de acierto de los de Ibon Navarro desde más allá de 6,75 impide un mejor resultado cajista en la vuelta de Chus Mateo al Carpena. Esas cuatro canastas de tres en 24 intentos, un 16%, ha sido una losa para el conjunto malagueño, que ha dejado una fantástica imagen ante el cuadro madridista.

Brizuela ha sido el más destacado con 17 puntos, al igual que Osetkowski con 13 y 6 rebotes. Ahora toca pensar en el viaje a Girona de la próxima semana. Una plaza donde no hay que fallar.

El Madrid de Chus Mateo salió con todo. Poirier puso sus centímetros sobre la pintura y de ahí nadie lo movió durante el primer parcial de 0-8. Por ello Lima saltó al parqué del Carpena, para frenar la ofensiva madridista. Y así fue. El carácter del brasileño ayudó a recortar la diferencia en una distancia mínima que se mantendría durante los 10 primeros minutos (14-18).

El segundo acto no modificó la película, pero dejó un gran Unicaja que tuvo su primera ventaja en el electrónico Gracias a la reacción de Brizuela, que anotó nueve puntos en apenas un periodo de tres, cuatro minutos (25-23, min 26). Tuvo que aparecer Tavares al rescate desde las nubes para encabezar un parcial 0-8 justo antes de marcharse a los vestuarios (31-37).

La empanada del arranque se repitió tras el descanso. Causeur masacró a los cajistas, de ahí que Ibon Navarro tuviera que pararlo con un tiempo muerto (31-44, min 23). Sin embargo el Unicaja volvió a la carga de la mano de Kravish, fundamental en las dos pinturas, para bajar de nuevo de los dos dígitos (38-46, min 25). El partido fue cogiendo temperatura, como el Carpena, que por momentos fue el de antes. Alberto tuvo un triple para dejar la diferencia en seis cuando quedaban escasos segundos para el final del periodo, aunque no tuvo fortuna (47-56, min 30).

Pero Brizuela quería tener la última palabra. La mamba vasca lideró a los de Ibon Navarro en un inicio fulgurante ante el que solo aparecía Tavares (51-58, min 32). El partido siguió la misma senda hasta los minutos finales. Kravish volvió a hacer acto de presencia desde la pintura para mantener al Unicaja en la pomada. Pero los malos porcentajes desde más allá de 6,75 lo complicaban todo (66-71, min 38). El Unicaja no dejó de creer y en base a una magnífica defensa, los de Ibon Navarro llegaron vivos al final (69-71, min 39). Aunque Llul sacó su repertorio para darle la puntilla a un equipo que mereció más (71-76).

Tras dos victorias consecutivas el Unicaja se ve superado por el talento y la plantilla de un Madrid que sufrió más de lo esperado para llevarse el triunfo. Ahora toca cargar pilas para la próxima semana, que solo tendrá un encuentro. De liga y en Girona. Allí es donde no se puede fallar.

Otras noticias de interés

Victoria de prestigio y carácter en Valencia (67-83)

Mariano Nogales

El Unicaja conquista el Fontes do Sar en un final de película (86-87)

Mariano Nogales

Unicaja Baloncesto y Covirán Granada vuelven a cruzar sus caminos en Liga Endesa

Mariano Nogales